Enviar

HARVARD

Evite estas trampas que acaban con la confianza

201403252155540.h.jpg
Confianza es la expectativa de un resultado positivo. No es un rasgo de personalidad; es la evaluación de una situación que despierta la motivación. Lo que produce el éxito no es la confianza en sí misma; son la inversión y el esfuerzo. Para reunir la confianza necesaria para lograr sus metas, evite estas trampas comunes:

1. Objetivos demasiado grandes o lejanos. A los líderes frecuentemente les gusta decir que quieren afrontar “metas audaces y grandes”. Pero tener solo metas enormes de hecho puede socavar la confianza. La confianza viene de las pequeñas victorias que ocurren repetidamente.

2. Culpar a alguien más. La confianza se basa en responsabilizarse por el comportamiento propio. Incluso en circunstancias difíciles, tenemos opciones sobre cómo responder ante la adversidad. Cuando dentro de las empresas se efectúa el juego de la culpa, todo mundo pierde la confianza, incluyendo a las partes externas interesadas. La confianza es el arte de seguir adelante.


Escuche activamente
Escuchar activamente, combinado con intentar entender las perspectivas y puntos de vista de los demás, puede ayudarlo a sacar lo mejor de sus empleados, e impulsarlo como líder a una clase propia. Reconozca pistas verbales y no verbales como tono, expresiones faciales y otro lenguaje corporal. Preste atención a lo que los demás no dicen, y sondee un poco más profundo.
Asegure a los demás que ha escuchado su parte, y fomente la comunicación permanente con respuestas apropiadas como reconocimientos verbales, preguntas de aclaración o parafraseo, así como con comportamientos no verbales como expresiones faciales, contacto visual y asintiendo con la cabeza.
Para mostrar a los demás que recordará lo que dijeron, resuma los mensajes principales al final de la conversación

Ponga atención a sus clientes
Cuando enfrenta una decisión que provocará la ira de algunos clientes independientemente de lo que elija, es difícil saber cuáles voces escuchar, o si de hecho debe hacerlo. Pero no hay momento más valioso para escuchar a sus clientes que cuando no están de acuerdo. Averigüe cómo se siente cada grupo de clientes. Si descubre que algunos están alienados por su decisión pero otros están preparados para pagar generosamente por ella, al menos puede tomar una decisión informada. Cualquiera que sea el grupo de consumidores al que termine apoyando, equipe a sus empleados con la información y las herramientas que necesitan para responder a las preguntas de la gente y encarar la oposición a su decisión.


TEMAS DE CONVERSACIÓN

Mujeres se saltan más preguntas que los hombres
En un experimento, las mujeres fueron casi dos veces más propensas que los hombres a saltarse preguntas de un examen si no sabían la respuesta, pese a que la penalización por dar una respuesta incorrecta eran tan pequeña que hubiera sido mejor responder todas, dice Katherine Baldiga, de la Universidad Estatal de Ohio. Saltarse una pregunta, que puede atribuirse en parte a la mayor aversión al riesgo de las mujeres, se tradujo en puntuaciones significativamente peores en la prueba experimental.

La ventaja de comprar versus alquilar en Estados Unidos
Pese a que los precios de las casas y las tasas hipotecarias han estado aumentando, los alquileres también han ido subiendo, por lo que aún es substancialmente más barato comprar una casa que alquilar en las principales ciudades de Estados Unidos, asumiendo que tenga planeado quedarse en la casa cierto tiempo. En comparación con el alquiler, ahorrará un 22% en la Ciudad de Nueva York, un 24% en Los Ángeles, un 34% en Washington, D.C., un 38% en Miami, un 41% en Dallas.

Ver comentarios