Estudio sobre estado de pensiones de la Caja sufre atraso
Enviar

Auditoría del Seguro Social debe validar informes

Estudio sobre estado de pensiones de la Caja sufre atraso

Sindicato pide apertura de investigación sobre cumplimiento de contrato

El estudio que determinará la sostenibilidad del Régimen de Pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), enfrenta algunos atrasos.
La auditoría de la Caja se habría demorado en la entrega de información al consultor Eduardo Melinsky, a quien se le adjudicó el contrato.


En este momento, la información de la gerencia financiera se está validando por parte de la auditoria para certificar que sea correcta.
No obstante, la fecha de entrega del informe se mantiene para inicios de febrero del próximo año, según la Superintendencia de Pensiones (Supen).
Frente a este escenario, la organización Rérum Novárum solicitó la apertura de una investigación para determinar en qué etapa se encuentra realmente el estudio.
“Solicitamos copia auténtica y certificada de los criterios técnicos sobre los productos que ha entregado el consultor a los actuarios de la Caja y la Supen”, indicó Juan Carlos Durán, miembro del Comité de Vigilancia del IVM.
Como parte de la denuncia, se solicita a la Caja que demuestre si Melinsky estaba al día con las cuotas obrero patronales al momento de la contratación.
Otra de las peticiones es que se haga pública una cronología de la documentación que ha entregado a la Caja hasta ahora para la realización del estudio.
La versión de la Rérum Novárum es que la comisión técnica integrada por la Caja y la Supen habría recibido y rechazado parte de los productos.
El interés de la organización es que trascienda si en realidad la Caja se habría atrasado en la entrega de información a Melinsky, o si por el contrario, hubo una entrega de productos que no se aceptaron.
“Tenemos conocimiento de que hay productos que se debieron entregar en octubre y noviembre, lo cual al amparo de la Ley de Contratación Administrativa, debe ser revisado por la Caja y la Supen para ser garantes si hubiera sanciones por aplicar”, indica la denuncia.
Este medio intentó tener una reacción por parte de la Caja, pero no fue posible al cierre de edición.
La consultoría con Melinsky es por un monto total de $125 mil, conforme a la oferta y condiciones cartelarias, y el proceso se realizó a través del sistema Comprared, del Ministerio de Hacienda.
Al momento de la contratación, la comisión técnica integrada por representantes de la Caja y la Supen se encargaron de evaluar las cuatro propuestas que superaron la etapa administrativa, la experiencia acreditada por las empresas en este tipo de estudio, así como los detalles técnicos relacionados con las ofertas.
Esta no es la primera vez que la consultora de Melinsky realiza un estudio sobre la estabilidad de las pensiones en Costa Rica.

En este momento la reserva de este régimen del IVM, el más grande del país, asciende a ¢2 billones.
Sin embargo, se prevé que este año crezca menos del 1%, debido a que los intereses generados por el fondo se tuvieron que tomar en algunos meses para pagar las pensiones.
 

María Siu Lanzas
[email protected]


Ver comentarios