Logo La República

Sábado, 26 de septiembre de 2020



ACCIÓN


¡Estalló Sao Paulo!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 17 diciembre, 2012

Los futbolistas del Corinthias de Brasil celebran la conquista del Mundial de Clubes; el equipo de Sao Paulo gana la corona por segunda ocasión, hazaña que era exclusiva del Barcelona de España. Kazuhiro Nogy/AFP-La República


¡Estalló Sao Paulo!

Corinthians campeón mundial de clubes

El Corinthians de Brasil se proclamó campeón del Mundial de Clubes de la FIFA, tras derrotar en Yokohama, Japón, al Chelsea 1-0, con gol solitario del peruano Paolo Guerrero en el minuto 69.
La corona de los brasileños, que suceden en el trono al Barcelona de España, desató una locura colectiva en Sao Paulo, la mayor metrópoli de América con 20 millones de habitantes, que estalló en el delirio y lo celebró con petardos, bocinas, bengalas, ríos de cerveza y samba.

Al grito de “Vai Corinthias” o “E bicampeao”, (ganó en Río de Janeiro la primera edición en el 2000) el “bando de locos”, como se autodenomina su afición, tomó los tres kilómetros de extensión de la Paulista, una amplia avenida flanqueada por numerosos rascacielos y unas pocas antiguas mansiones de la época colonial, profusamente decorada con motivos navideños.
En la sede del juego final, el respetuoso y silencioso público que habitualmente puebla las gradas del estadio nipón dio paso a los ensordecedores cánticos de la “torcida” paulista, que en ningún momento dejó de animar a su equipo, creando un ambiente digno de una final.
Los brasileños confiaban sus opciones a los contragolpes de la peligrosa dupla formada por Emerson y Guerrero, mientras que el Chelsea explotaba sus bandas e intentaba combinaciones imposibles entre Torres, Mata y el habilidoso Hazard, que junto a Cole fue un puñal por la izquierda. Pasaban los minutos y la grada rugía con fuerza transformando Yokohama en Sao Paulo y contagiando al equipo, que jugó con descaro y decisión sembrando de dudas el juego de los de Rafa Benítez.
Hasta el minuto 69, cuando en el enésimo intento de los brasileños, Danilo recortó con clase en el área y su disparo se envenenó y cayó en la cabeza de Guerrero, que remachó a la red sin oposición ante el delirio de los hinchas paulistas.
El Chelsea fue incapaz de terminar con “la maldición brasileña” en este campeonato, en el que ningún equipo inglés ha podido ganar nunca a uno brasileño.
Los paulistas además rompen la hegemonía europea en este torneo que en las últimas cinco ocasiones fue levantado por un conjunto del Viejo Continente.
Después del partido, Paolo Guerrero, autor del tanto del Corinthians, reconoció que “soñaba con ganar el título y marcar el gol de la final”.
Guerrero, que también anotó en la semifinal, indicó que no se “esperaba un trofeo” individual, pero sí conseguir el título, que dedicó a la afición, tanto a la que despidió al equipo en su salida como a toda la que acudió en directo al encuentro.
En la otra acera, el entrenador del Chelsea, el español Rafael Benítez, no dudó en afirmar que el portero del equipo brasileño, Cassio, fue “el jugador del partido y eso les impidió aprovechar sus ocasiones”.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
 





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.