Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



EDITORIAL


Es necesaria la intervención de la Caja

| Lunes 07 mayo, 2012




Se han girado instrucciones que, como lo alerta el Colegio de Médicos, pueden afectar los servicios públicos de salud

Es necesaria la intervención de la Caja

Cuando en este medio hemos señalado, en notas o en editoriales, que no se debían afectar los servicios médicos (y obviamente los del personal de apoyo) para atención de los asegurados de la Caja, sino ahorrar en otros rubros, y tomar otras medidas, estamos diciendo algo de la mayor importancia.
En nota publicada en LA REPUBLICA del viernes anterior, se revela con claridad que se han girado instrucciones que, como lo alerta el Colegio de Médicos, pueden afectar los servicios públicos de salud, más de lo que ya lo están haciendo al no atender a los pacientes de inmediato sino condenarlos a listas de espera, a veces de años, que pueden significar su empeoramiento o hasta su muerte.
Esto se hace en vez de comenzar de inmediato, por ejemplo, a adquirir los equipos necesarios para acabar con la indebida práctica de pagar millones de dólares en comprar servicios médicos y de laboratorio a empresas privadas.
Tampoco se ha anunciado que se estén cobrando de inmediato los millones que el gobierno y algunas empresas privadas le deben a la Caja, para mejorar las finanzas y contar entonces con los especialistas necesarios.
Sin embargo, se dan directrices que han llevado a girar instrucciones como que “no se podrán utilizar médicos especialistas durante los horarios de guardias, únicamente en casos muy especiales y respectivamente aprobados por la Dirección”.
Ningún asegurado debe ser condenado a una situación semejante, mientras se les permite a otros costarricenses seguir demorando el pago a la Caja de los millones que le deben. Esta es una importante verdad que no nos han contestado. En esto solo cabe el cumplimiento de la ley.
Se hace lo contrario de lo declarado por la presidenta Chinchilla en su discurso cuando habló de un desarrollo para este país “fortalecido por la solidaridad”.
Ileana Balmaceda, presidenta ejecutiva de la Caja, instó a los medios a presentar pruebas de la supuesta afectación a los servicios públicos de salud. El viernes anterior este medio publicó una carta interna del Hospital Nacional de Niños que demuestra esta situación.
Sin embargo, nada ha dicho Balmaceda sobre cobrar bien a los morosos de la Caja para recaudar esos millones de inmediato. Tampoco sobre medidas para poder cesar las millonarias compras de servicios a clínicas privadas.
Eso entre otras muchas evidencias de la mala administración que sufre una institución que debería atender, con personal y equipos del más alto nivel, sin excusas y oportunamente la salud de la población, porque así lo manda la Constitución y así están obligados a cumplirlo los gobernantes. Sin dudas, el tiempo va apuntando a que es necesaria la intervención de la Caja.