Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


En solo 600 días son las elecciones

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 30 mayo, 2012



En solo 600 días son las elecciones


Para un aspirante a la presidencia se escasea el tiempo; hay que escoger, reclutar, y entrenar un equipo de personal, muchos de los cuales serán voluntarios. Se requieren fondos, un plan de comunicación, oficinas, computadoras, servidoras, teléfonos, cuentas bancarias, planilla de la Caja, páginas web y Facebook, cuenta de Twitter, y un cronograma de acciones a tomar.
Es montar una empresa, con sistemas de trabajo y disciplina, que desaparecerá inmediatamente después del primer domingo de febrero de 2014. Mientras que se organiza todo esto, el producto principal de la empresa —el candidato presidencial— tiene que estar viajando por el país, hablando con votantes, representantes de los medios, contribuyentes, líderes de comunidades y otros de importancia, tratando de “convencerles.”
Una clave del éxito es que el candidato encuentre una especie de “gerente general” que se encargue de mucho del esfuerzo organizativo, mientras que el aspirante se dedica al proselitismo. Ese “gerente general” normalmente se llama “Director de Campaña”. Si el candidato no encuentra una figura para este puesto, enfrentará desafíos sobresalientes; la regla es que cuando el candidato tiene que dedicarse a resolver temas organizacionales, tendrá menos tiempo para convencer a los votantes.
Se supondría que algo de esta estructura sería suministrada por el partido político, pero por lo menos en las organizaciones partidarias con lucha de primarias, cada precandidato tiene que montar su estructura propia.
En las filas del Partido Liberación Nacional (PLN) ya hay cuatro precandidatos en firme; Rodrigo Arias, Johnny Araya, Antonio Alvarez y Fernando Berrocal. Potencialmente hay un quinto en la persona de José María Figueres. En el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) no se ha presentado nadie aún; la hipótesis es que la figura más fuerte de esta agrupación, Luis Fishman, no aspira en esta oportunidad. El caudillo del Movimiento Libertario (ML), Otto Guevara, ya anunció su quinta aparición, mientras que el Partido Acción Ciudadana (PAC) están aún decidiendo el procedimiento que seguirá para escoger su candidato; la figura más fuerte de esta agrupación es Epsy Campbell. El fundador del PAC, Ottón Solís, no buscará la presidencia en 2014.
Hay mucho más interés entre el público en estas elecciones de lo que sería normal cuando aún hay 47 meses restando en el periodo constitucional de la presidenta actual. La percepción revelada en las encuestas de que a Laura Chinchilla le quedó “la camisa grande” ha permeado a la opinión pública, y ya las miradas están puestas en el futuro. Nace la esperanza de que en 2014 se podrá elegir a alguien con mayor capacidad de gobernar: según avanzan los días, cada vez será más difícil que Chinchilla y sus colaboradores obtengan “tracción” y que logren cumplir con sus objetivos.
Es tal la preocupación con esta situación de Chinchilla que algunos liberacionistas proponen que se adelanten las primarias a febrero de 2013 para escoger ya el candidato de su partido; así habrá una figura que pudiera cogobernar al país hasta mayo de 2014.
¡Ya falta poco!

Carlos Denton
[email protected]



NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...