Enviar

Reconocemos la labor iniciada para erradicar tugurios y esperamos que continúe en este y futuros gobiernos, mediante eficiente cobro y uso del impuesto solidario


Eliminación de tugurios en buen camino


Ha comenzado a dar buenos frutos el llamado Tributo Solidario, que deben pagar ahora las personas que tienen casas de lujo, en una clara demostración de que si hay voluntad política se puede trabajar para erradicar la pobreza y la pobreza extrema en el país.
El trabajo apenas comienza y debe continuar en todos los sitios donde haya gente viviendo en precarios, cerros en peligro de derrumbe o a las orillas de los ríos.
Una ventaja a la hora de planificar estos trabajos es el hecho de que Costa Rica cuenta con electrificación en casi todo el territorio nacional, gracias a la labor eficiente que en esa materia realizó el ICE.
Hay países en donde lo primero es tener que llevar la energía eléctrica a ciertas zonas que no fueron provistas de ella porque no era rentable.
Hace cerca de una década debería haberse comenzado también la misma tarea en materia de acueductos y alcantarillados para tratamiento y desecho adecuados de las aguas negras y servidas.
Pero volviendo a la vivienda, si todas las personas que habitan en viviendas de lujo, lo cual presupone altos ingresos, pagaran su impuesto solidario, algo que no se ha logrado aún por falta de conciencia y de eficiencia en el cobro, esta labor de dar casa a los más pobres de nuestra sociedad se podría continuar, abarcando a más gente.
Una tarea adicional que debería realizarse en la medida de lo posible es dar un seguimiento aunque sea anual a estas familias así beneficiadas, para verificar que continúan en esas viviendas sin deteriorarlas.
Esta no es una innovación. En el siglo pasado la institución creada para esos fines, el Instituto de Vivienda y Urbanismo (Invu), se ocupaba ya de esto.
Luego, con la mala práctica de duplicar entidades públicas en vez de poner al día y capacitar al personal de las existentes, para que coordinara con el resto, se dejó casi en abandono al Invu y se crearon otras dependencias aumentando así la planilla estatal.
Hoy reconocemos la labor de la presente administración en esta materia y esperamos que continúe, valiéndose para ello de un eficiente cobro del impuesto solidario, y en la esperanza de que lo sigan haciendo los futuros gobiernos.
 

Ver comentarios