Logo La República

Miércoles, 19 de enero de 2022



COLUMNISTAS


El sentido de FONATEL

Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr | Martes 04 febrero, 2014


Procede una clara revisión del modelo y de la gestión de la SUTEL y me parece, se requiere separar funcionalmente al FONATEL


Reflexiones

El sentido de FONATEL

Ha sido palpable la inutilidad de la SUTEL en la administración de los recursos del FONATEL a la fecha y por casi cuatro años.
Muchos recursos de los proyectos de inclusión digital, que se supone deberían de haberse realizado por dicho ente y con dichos fondos, han quedado enredados en medio de la burocracia.
Muchas excusas y pocos resultados, es lo que hoy la SUTEL tiene en su haber, después de haberse enconchado en argumentos legales y de oponerse a dar seguimiento a lo establecido por el ente rector —MICIT— y el plan nacional de desarrollo de las telecomunicaciones.
En su origen, me parece que ese error se inicia en la Asamblea Legislativa, al entregar al ente regulatorio funciones de regulador y de ejecutor en las labores de inclusión digital, algo poco común en el contexto internacional y bastante incauto en estos campos a mi entender.
No parece sano mezclar las labores de ente regulador con las funciones de operador del fideicomiso de apoyo a la inclusión digital. En primer lugar, ocuparse de temas distintos desnaturaliza la verdadera y más importante función de la SUTEL, la regulación de los mercados. Segundo, se ha acrecentado el número de funcionarios en temas operativos, logísticos y de apoyo; sin fortalecer de forma clara las áreas de mercados y de investigación de políticas y procesos regulatorios, con lo anterior, el ente claramente se ha burocratizado y convertido en casi un elefante blanco, sin mayor impacto en el quehacer regulatorio.
La separación funcional de ARESEP y la gestión corporativa, basada en cuatro personas ejerciendo la misma función, no solamente complica su quehacer, sino que envuelve al ente en infinidad de pequeñeces cotidianas que le han apartado de su objetivo central y de la especialización técnica en sus funciones.
Procede una clara revisión del modelo y de la gestión de la SUTEL y me parece, se requiere separar funcionalmente al FONATEL como un ente directamente asociado y vinculado con la gestión de la inclusión digital, yo diría articulado al MICIT en su Viceministerio de Telecomunicaciones.
Alinear apropiadamente el FONATEL a los intereses del Plan de Desarrollo e Inclusión Digital y en particular, favorecer el bien público de Banda Ancha de Internet, factor esencial para el desarrollo y la equidad territorial y social del país.
Más allá de las ocurrencias de turno de gastar en una u otra cosa, el FONATEL debe ser un potenciador del desarrollo nacional y no simplemente, un botín de turno para los mandos medios y las ocurrencias de quienes llegan a la SUTEL.
Avanzar hacía un modelo regulatorio con sentido de eficiencia y mejorar la gestión de mercados en la SUTEL, impone eliminar de su naturaleza la doble función que hoy, estorba, la vuelve un ente burocrático y cada vez más inútil en sus dos funciones de ley. Es hora de recuperar para Costa Rica el verdadero sentido del FONATEL.

Leiner Vargas Alfaro

www.leinervargas.com

 

NOTAS ANTERIORES


La educación es clave

Miércoles 19 enero, 2022

Ya están apareciendo niños de último año de colegio que apenas leen y con costos pueden manejar una cuenta corriente en un banco

Temas relevantes para definir tu voto

Martes 18 enero, 2022

Los logros alcanzados en materia de política económica y social podrían revertirse, en la medida en que no se logre corregir el rumbo pernicioso hacia la desigu







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.