Enviar
Martes 25 Junio, 2013

Es fundamental que se sienten responsabilidades por el mal manejo de los tres proyectos que comenté: trocha fronteriza, ampliación de carretera a San Ramón y nueva refinería


El rumbo que nuestro país no debe seguir

Se han dado situaciones y acontecimientos que ponen en claro que nuestro país no va por el rumbo correcto y que no hay un modelo de desarrollo país, compartido por la mayoría de los costarricenses.
Respecto a situaciones relevantes llama la atención que tres de los proyectos principales y prioritarios de este gobierno han tenido grandes tropiezos legales y técnicos. Me refiero a la llamada la trocha fronteriza, la ampliación de la carretera a San Ramón y la nueva refinería.
En el caso de la trocha fronteriza, es la segunda vez que no se maneja bien el proyecto, y su costo va ser más alto de lo que realmente debería.
En el proyecto de la refinería, la Contraloría General de la República señalo serias deficiencias legales y técnicas como el conflicto de intereses en la contratación de la empresa que realizó el estudio de factibilidad para la obra, así como inconsistencias en el estudio de factibilidad elaborado por la empresa china Huanqiu.
En relación con la ampliación de la carretera a San Ramón, ha quedado demostrado que el costo propuesto por la empresa a la que se le dio la concesión, es más alto que algunas otras propuestas realizadas al Gobierno.
Los cantones de occidente no estaban de acuerdo con que se diera la carretera en concesión y ello se debía a los altos peajes que se iban a cobrar.
La lucha que dio El Foro de occidente para que no construyera por concesión la ampliación de la carretera de San José a San Ramón, fortalece la democracia.
Nos debe llamar a reflexión la situación de esos tres proyectos dado que se ha incurrido en costos mayores como el caso de la trocha fronteriza. En el caso de la refinería se incurrió en gastos por viajes a China y el pago del estudio de factibilidad que no se va poder utilizar, según lo que determino la Contraloría General de la República.
En el proyecto de ampliación de la carretera a San Ramón es probable que se tenga que pagar una indemnización a la empresa a quien se le otorgó la concesión.
Es necesario señalar otras situaciones presentadas en el país, tales como el mayor monto de lavado de dinero que se ha dado a nivel mundial, el tráfico de órganos y la muerte del ambientalista Jairo Mora, así como los constantes decomisos de drogas.
La sociedad costarricense tiene una crisis de valores, por lo que la honestidad, transparencia y solidaridad se han dejado de lado, y cada vez más permean la corrupción, el lavado de dinero y el narcotráfico, en busca del dinero fácil.
Es urgente que el sector público mejore el manejo de proyectos con sus distintos elementos como el perfil del mismo, estudios de prefactibilidad, estudios de factibilidad, financiamiento y seguimiento.
El proceso de administración de proyectos comprende tres fases: 1- fase de definición. 2.- fase de planeación y 3.- fase de ejecución.
Es de reconocer que el ICE siempre ha realizado un buen manejo de proyectos y obtenido buenos resultados.
Por otro lado, sin embargo, es fundamental que se sienten responsabilidades por el mal manejo de los tres proyectos que comente el inicio de este artículo.

Bernal Monge Pacheco

Consultor