Enviar
Sábado 5 Julio, 2014

“Sí se puede”. Adelante muchachos, la patria está con ustedes. Felicidades


El Mundial y nuestra Selección

La Selección Nacional de Fútbol nos da satisfacciones en este mundial. Este campeonato será histórico, además de darnos la más grande alegría que el pueblo tico ha tenido en estos tiempos. No es para menos que estando en el llamado grupo de la muerte, nuestros seleccionados se hayan llevado en banda a Uruguay, Italia e Inglaterra que no son comida fácil. Recuerdo la sonrisa del presidente de la FIFA el día que un comentarista deportivo nacional le recordara lo del grupo, claro, podía dar risa, sin poderse imaginar jamás lo que iba a suceder.
Su sorpresa fue aún más grande cuando nuestra Selección ha seguido avanzando al enviar a “casita” a la Selección de Grecia. Nos ponemos a pensar que de nada sirvió el acoso contra nuestra Selección buscando dopados, con árbitros parcializados comiéndose los penales y expulsando jugadores en jugadas “cuestionadas o inventadas”, etc.


La verdad es que nada de eso vale con un equipo que tiene motivación de grupo y que un entrenador como don Jorge Luis Pinto les ha sabido dar a la par de sus asistentes, quienes por cierto, son de lujo, al haber brillado en otros campeonatos del mundo. Costa Rica cuenta con una “liga profesional” muy discreta, raro en un país pequeño que es semillero de jugadores de futbol, no como en Europa y América del Sur. A pesar de no ser grandes ni potentes, estamos viendo el surgimiento del fútbol en nuestro suelo. No en vano, estamos llenando los mejores equipos de fútbol de Europa con futbolistas costarricenses. No hay fenómeno, como consideran algunos cretinos; es cosa de disciplina y nuestro jugador la tiene. Ahora tenemos más escuelas de fútbol, está el Proyecto Gol, miles de canchas de futbol en buen estado a lo largo y ancho de nuestro territorio pero, lo más importante es que nuestros jóvenes futbolistas están cada vez más alejados de las distracciones como Internet, facebook, playStatium y otras más, tal vez mucho más peligrosas, como las drogas y el guaro.
El aspirante a ser futbolista necesita motivación para mantenerse en marcha y amar al futbol más que el dinero y la fama. La disciplina es importante y, para lograrse, necesita trabajo constante hasta conquistar las metas, no claudicar y entrenar cuando el entrenador lo requiera, feriados o no feriados en lugar de estar de “pata cruzada” en un bar o centro comercial. El disciplinado en futbol tiene la ventaja como joven, que también lo será en sus estudios, su vida personal, el trabajo y todo lo que la vida le depare. La disciplina no es un hábito sino una forma muy elegante de vivir. El disciplinado lidia con los desafíos. Gracias a don Jorge Luis Pinto, nuestros seleccionados se fusionaron en un sistema efectivo de reglas disciplinarias cuyo resultado fue proteger al equipo y dar alegría a nuestro pueblo volcado en una sola mancha roja en la Fuente de la Hispanidad y La Plaza de la Democracia. Ha sucedido igual en las otras provincias de nuestro país. Cinco millones de gargantas han delirado gritando gol. Ahora, esperamos seguir por el mismo camino de triunfo, que “Sí se puede”. Adelante muchachos, la patria está con ustedes. Felicidades.

Eliseo Valverde Monge