Enviar
Viernes 26 Octubre, 2012

El ICE no tuvo pérdidas en 2011

La Expansión de la Economía Costarricense ha requerido que el costo de la electricidad haya sido competitivo en el espacio latinoamericano meta que el ICE ha cumplido a cabalidad, y esta ventaja puede continuar si el ICE modifica su método de amortización contable de las plantas de generación de energía eléctrica, subestaciones, redes de transmisión, distribución, edificios y otros activos fijos, “dando de baja en su Estado Operativo, el costo histórico de las obras eléctricas que tengan ‘amortizada’ su inversión”.
Este cambio favorece las reducciones tarifarias, y supuestamente cuestionaría las pérdidas económicas del ICE en 2011, que hubieron llegado a ¢22.855 millones. Como ejemplo de obras amortizadas, estarían: P.H. La Garita, P.H. Ventanas-Garita, P.H. Río Macho, P.H. Tapantí, P.H. Cachí y P.H. Arenal, sus subestaciones y redes, sin considerar los activos amortizados del subsector de las telecomunicaciones, que no comentaremos.
La amortización de cita reúne en varios años el dinero necesario para liquidar las deudas contraídas con inversores y bancos. Empero, las plantas eléctricas y las redes sobreviven más que estos plazos, y el ICE obtiene de esta circunstancia, fondos adicionales que se acumulan en una Cuenta Patrimonial, revelando niveles tarifarios excedidos. Los saldos sin amortizar al costo del parque eléctrico del ICE al 31-12-11 suma 1.723.302 millones, y la revaluación a esa fecha es de ¢3.338.670 millones.
En consecuencia, el revalúo es mucho mayor que el registro al costo original. De acuerdo con nuestras estimaciones, los cargos o gastos por depreciación hechos en 2011, deberían por lo menos disminuir en ¢46.164 millones, la cual cancela el déficit anteriormente señalado de ¢22.855 mil millones interpretado como pérdidas de operación en el año 2011.
La “Reserva por Revaluación de Activos” en el Patrimonio del ICE, fue cuestionada hace muchos meses por la Contraloría General de la República, al no existir especialmente valoraciones de un perito independiente. Creemos que la institución debería usar las técnicas de Valor Presente Neto para encontrar en todas las obras del subsector de energía el valor financiero de este momento, y desechar otras convenciones contables ya históricas.
Finalmente, según nuestro punto de vista, ARESEP pareciera que basa sus cálculos tarifarios en otras técnicas, apartando las conclusiones concretas y objetivas de los registros contables del ICE, dado lo expuesto.
Esta es una situación que podría contradecir el funcionamiento del principio del costo realmente necesario para producir y vender la electricidad en Costa Rica y las Telecomunicaciones, lo cual es una categoría jurídica que descansa en la Ley Orgánica de esta institución, incluyendo a la SUTEL.
La Regulación debería abandonar la idea de que es preferible que sean los operadores del mercado los que señalen cuáles serían las tarifas a cobrar a los consumidores, considerando que nuestro sistema económico no es todavía un régimen de libre mercado.

Elías José Lizano Jarquín
Economista