Costa Rica no tiene las tarifas eléctricas más bajas del istmo
Las tarifas eléctricas del país, en cada uno de los sectores, ya sea residencial, industrial o comercial, en ningún caso son las más baratas de Centroamérica. Foto con fines ilustrativos
Enviar

Precios en sector residencial son los segundos más elevados

Costa Rica no tiene las tarifas eléctricas más bajas del istmo

ICE toma información parcial de Cepal

Con bombos, platillos y un comunicado de prensa, replicado por Casa Presidencial, el ICE informó a la población que Costa Rica tuvo, en 2014, la segunda tarifa eléctrica más baja de Centroamérica.
Para ello, hizo referencia a un informe anual de Cepal, sobre las estadísticas del sector eléctrico centroamericano.
Sin embargo, lo que el ICE en realidad publicó es el precio promedio de la electricidad en el mercado, y no las tarifas.
La institución se vio obligada a especificar en el cuerpo de la noticia que el precio más bajo al que se hace referencia es el promedio de todo el mercado regulado, no obstante, el título hace referencia a las tarifas.
El cálculo realizado por Cepal y tomado por el ICE, surge de dividir los ingresos totales de las ventas, por la cantidad de electricidad vendida, cifra que no refleja las tarifas abonadas por los consumidores y que tampoco busca evidenciarlas.
Se invita a pensar que fue el único dato objetivo con el que se realizó la comparación, de no ser que, avanzando diez páginas en el mismo informe, el centro de estudios presenta un cuadro con 12 casos para distintos tipos de consumo, de acuerdo con las tarifas vigentes.
En este apartado, se calculan los precios a usuarios típicos, de acuerdo con la demanda eléctrica, dentro de las escalas tarifarias de cada país.
Al analizar dichos valores, se concluye que Costa Rica de ninguna manera posee las tarifas más bajas por detrás de Honduras, sino que, de los 12 casos que se muestran en el informe, en solo dos rubros la tarifa es la segunda más baja.
En el resto de los casos, Costa Rica se ubica cuatro veces en el quinto puesto, tres en el cuarto y tres en el tercero.
El cálculo de Cepal incluye subsidios y no toma en cuenta los impuestos y tasas municipales.
En el caso del sector residencial, Costa Rica posee, luego de Nicaragua, la tarifa más alta de Centroamérica.
Por ejemplo, al momento de realizado el informe, por un consumo residencial de 751 kilovatios/hora, una familia costarricense debió pagar ¢103 mil, contra los ¢76 mil de Honduras, los ¢82 mil de Panamá o los ¢92 mil de Guatemala.
En el caso del sector comercial, la tarifa costarricense se ubica en una mejor posición, con precios que en algunos casos pueden ubicarla como la segunda más barata y otros como la cuarta.
El sector industrial es donde Costa Rica posee las mayores divergencias.
Los pequeños industriales, con un consumo de 15 mil kilovatios/hora, poseen la segunda tarifa más barata, los medianos, de 100 mil kilovatios/hora, la segunda más cara, y los grandes industriales, por encima de los 930 mil kilovatios/hora, la tarifa que los ubica en el medio del ranking.

Javier Adelfang
[email protected]

 

Ver comentarios