Enviar

Podemos crear un plan país sostenible a partir de nuestras reservas naturales, que atraiga al mundo no solo en turismo sino como socios de negocios ecológicos

Costa Rica: líder ecológico

Uno de los principales líderes en protección del medio ambiente sigue siendo Costa Rica, que ya por tercera vez termina entre los mejores cinco países del mundo, de 132, de acuerdo con el Indice de Representación Ambiental 2012, publicado recientemente por las universidades estadounidenses de Yale y de Columbia.
En ese sentido nuestro país ha podido desplazar a potencias mundiales como Alemania y Estados Unidos, cuyos ciudadanos cuentan con un ingreso por persona que es el triple del que tienen los costarricenses, como lo detalla una nota de este medio el pasado viernes.
En contraste con lo anterior, el resto de Latinoamérica tiene un bajo nivel de control sobre el ambiente. Esto nos mantiene en una posición privilegiada y respalda lo que hemos sostenido más de una vez en este mismo espacio, acerca de que debemos potenciar y aprovechar esa característica nacional.
Tenemos todo para desarrollar un exitoso plan país a partir de ella, sostenible y que atraiga al mundo hacia nosotros, no solo como turistas, para admirar las riquezas naturales que atesoramos, sino para asociarse a nosotros en emprendimientos totalmente respetuosos con el ambiente.
Pero en aras de guardar coherencia entre lo que somos, lo que el mundo admira de nosotros porque tuvimos antepasados que fueron capaces de tener visión de futuro y forjar la Costa Rica de hoy, y lo que hacemos en la actualidad, hemos de sacar importantes tareas adelante.
En el siglo pasado hubo políticos y estadistas que supieron ver el potencial de este país y crearon leyes para protegerlo. Por eso tenemos tantas áreas de Parques Nacionales y Zonas Protegidas.
Así mismo, vieron el potencial humano amante de esa naturaleza y deseoso de desarrollarse y crearon una legislación que les asegurara salud y educación, una sólida institucionalidad y un ambiente de paz.
Mientras el resto del continente se desgastó en las luchas generadas por la guerra fría entre las dos más grandes potencias, donde Latinoamérica puso demasiados muertos, torturados y desaparecidos, Costa Rica abolió su ejército, aprobó las leyes que le permitirían a la sociedad desarrollarse creando una amplia clase media y se dedicó a caminar por esa ruta.
Hoy estamos listos para recoger frutos y volver a sembrar. Solo tenemos que reconocer la ruta y tomar medidas para ir por ella.
Ver comentarios