Logo La República

Sábado, 19 de septiembre de 2020



FORO DE LECTORES


Costa Rica: entre el abismo y la esperanza

| Sábado 01 diciembre, 2012


Ante el reto que la sociedad tiene, se desea hacer patente la necesidad de sumar, de construir y de dialogar sinceramente para lograr acuerdos; si no es así, el futuro será cada vez más difícil


Costa Rica: entre el abismo y la esperanza

Costa Rica está mostrando un deterioro brutal en todos los ámbitos de la vida nacional. El modelo de crecimiento hacia afuera ha sido insuficiente y las políticas adoptadas han favorecido a algunos y han llevado a que el país tenga un proceso constante de aumento de la inequidad social. América Latina es la región con peor distribución del ingreso en el mundo y el único país que sigue empeorando esa distribución es Costa Rica, si esto continúa, pronto países que los mirábamos atrás nos estarán pasando adelante.
En el país se debe meditar y concertar el camino futuro que se seguirá. Las decisiones interesadas por los tratados de libre comercio, sin políticas industriales y administración efectiva de los tratados deben cesar.
De igual forma, la inversión extranjera es relevante, pero las políticas para promover las mipymes que dan la mayoría del empleo (98%), debe formar parte de una agenda nacional de consenso.
Ante el reto que la sociedad costarricense tiene, se desea hacer patente la necesidad de sumar, de construir y de dialogar sinceramente para lograr acuerdos; si no es así, el futuro será cada vez más difícil.
Entre los principios orientadores de una propuesta de política por Costa Rica están las siguientes:
1. Una economía al servicio del desarrollo humano, la creación y desarrollo de capacidades a las personas sin ninguna discriminación.
2. Un sistema económico que promueve las oportunidades al emprendimiento, el trabajo digno, la equidad, mediante un sector privado relevante con la participación activa del Estado en actividades estratégicas y la aplicación de políticas de desarrollo.
3. Se debe promover un sistema tributario progresivo y justo como medio para que el sistema económico pueda desarrollar políticas de desarrollo y redistribuir el ingreso en la sociedad.
4. Las actividades económicas se deben desarrollar en un marco de desarrollo sostenible, respeto a las culturas y la búsqueda de acuerdos para el aprovechamiento de los recursos naturales y el ambiente para bien de la colectividad presente y futura.
5. Se deben preferir políticas públicas que permitan el desarrollo integral de la persona y regiones, la creación de capacidades para el trabajo, el emprendimiento, la cultura y el empoderamiento de los diversos sectores y regiones de la sociedad.
6. El Estado, organizaciones sociales y la empresa privada deben trabajar conjuntamente para construir una competitividad sistémica, basada en el talento humano, una mejor infraestructura, gestión eficiente de los trámites, la protección del ambiente y el respeto a la dignidad y derecho de los trabajadores.
Caminos que busquen opciones que tiendan a dejar de lado estas orientaciones toparán con problemas, no permitirán la equidad, la sostenibilidad y tenderán a dar prioridad al crecimiento y no al desarrollo.
El tiempo pasa y el deterioro es continuo, actuemos, el tiempo se acaba.


Roberto Jiménez Gómez
Economista
[email protected]





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.