Logo La República

Sábado, 22 de enero de 2022



NACIONALES


Cortocircuito para cogeneradoras

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 17 febrero, 2014

Las iniciativas para aumentar la participación de sectores externos al ICE en la producción de energía, se verán frenadas al integrarse el nuevo Congreso, debido “al crecimiento de grupos opositores”, explica Omar Miranda, gerente de Coopelesca. Esteban Monge/La República


Planes para aumentar electricidad privada no tienen buen ambiente

Cortocircuito para cogeneradoras

Oposición se fortalece con más legisladores del Frente Amplio y el PAC

Los planes que buscan elevar la participación de las empresas privadas de electricidad, sufrirán un cortocircuito cuando los nuevos diputados asuman sus funciones en mayo.

El Frente Amplio y el PAC suman 23 legisladores en el nuevo Congreso, lo cual les permitiría evitar que se dé un cambio durante los próximos cuatro años.
Estas agrupaciones se oponen a abrir más el mercado eléctrico, al considerar que las iniciativas que se estudian afectan el equilibrio económico del ICE y al mismo tiempo, dejan a la empresa estatal fuera del negocio de los grandes consumidores.
Actualmente, las cogeneradoras tienen derecho de producir un 15% del consumo nacional, a pesar de que tienen capacidad para generar más.
Las iniciativas existentes pretenden aumentar ese porcentaje, y llevarlo a un 30%.
“Nos oponemos a todas aquellas iniciativas que apunten a incrementar la participación del sector privado en la generación eléctrica. Tal como están planteados, estos proyectos buscan abrir el mercado y concentrar los grandes negocios en manos de unos pocos, mientras que al ICE le reservan solamente la satisfacción de la demanda de los hogares”, expresó Patricia Mora, diputada electa por el Frente Amplio.
La oposición de esos partidos se da sin importar que el ICE ya prevé un incremento en el recibo de la luz para esta temporada seca, que oscilaría entre un 20% y un 30% por la eventual quema de combustibles para generar electricidad.
Esto, debido a la escasez de lluvias que afectó al país en la última temporada.
Hace dos años, el país gastó cerca de ¢75 mil millones en la generación de energía con búnker, mientras que en 2013 la factura ascendió a ¢120 mil millones.
Todos esos costos se trasladaron al consumidor, por esta razón, el Gobierno de Laura Chinchilla presentó hace casi cuatro años el plan de contingencia eléctrica, el cual ampliaría la participación de las compañías privadas de un 15% a un 30% para reducir la dependencia del búnker que encarece la energía.
Como alternativa a la negativa de aumentar la participación de las cogeneradoras, el PAC ha propuesto durante la campaña política modificar la metodología que se utiliza para fijar las tarifas.
Asimismo, su candidato Luis Guillermo Solís pretende revisar las condiciones financieras de los préstamos del ICE y también mejorar la eficiencia de la gestión de las entidades productoras públicas.
Por otra parte, el rojiamarillo tampoco cree en la explotación petrolera o de gas natural como alternativa.
“Consideramos necesario reformar los mecanismos de cálculo tarifario establecidos por la Aresep. Por otra parte, creemos en la necesidad de impulsar la generación de energía limpia, así como diversificar la matriz energética”, expresa Solís.
En estos momentos, la ley de contingencia eléctrica se encuentra en la comisión de asuntos agropecuarios. Esto, tras un extenso debate que se ha prolongado desde que Chinchilla es presidenta.
La iniciativa ha contado con la oposición del Frente Amplio y el PAC, quienes cuentan con 12 legisladores.

Esteban Arrieta
earrieta@larepublica.net
@earrietaLR





© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.