Continúa la lucha
La Fundación Lloverá Comida liderada por Esteban Blanco opera en el país desde el 24 de diciembre de 2012, cuando un grupo de amigos decidió ir a repartir comida a indigentes. Gerson Vargas/La República
Enviar

IMPACTO SOCIAL

Continúa la lucha

La Fundación Lloverá Comida está recaudando alimentos y artículos para ayudar a los más necesitados

Desde diciembre de 2012 la Fundación Lloverá Comida, liderada por el exnadador Esteban Blanco, se dedica a facilitarles el proceso de reinserción a la sociedad a los indigentes de las calles de Costa Rica.
Esa lucha por llegar a más personas continúa y aunque aún falta apoyo, la organización cada vez cuenta con más soporte.
Para su próximo evento, que se llevará a cabo el próximo domingo 25 de mayo, la empresa Aerocasillas decidió unirse.
Para ello, la empresa habilitará sus 20 sucursales en el país para recibir donaciones de alimentos y artículos de necesidades básicas, durante esta semana, hasta el jueves 22 de mayo.
Además la compañía será la encargada de recibir llamadas para aclarar dudas sobre las donaciones y el evento, esto a través de Servicio al Cliente (2208-4848).
“Los mensajeros de ruta que llegan con paquetes a las sucursales, aprovecharán el espacio vacío de los carros de entrega, para llevar las donaciones al depósito aduanero y centralizarlas de cara a la actividad”, dio a conocer la compañía a través de un comunicado.
La actividad del 25 de mayo, tiene como objetivo repartir las donaciones, pero además brindar a las personas que asistan valoración médica, así como cambio de ropa, corte de pelo y afeitada. También habrá opciones de internamiento en el albergue u hogar de rehabilitación, entre otras.
La cita será en el Liceo Samuel Sáenz Flores de Heredia de 6 a.m. a 3 p.m.
Mediante la coordinación con diversas entidades, se han detectado quienes son las personas que realmente necesitan la ayuda.
Lloverá Comida comenzó cuando un grupo de amigos decidió repartir alimento a indigentes; en tan solo un día 160 más se sumaron a la iniciativa y en dos jornadas llevaron no solo alimento, sino alegría a 500 personas.

Melissa González
[email protected]
@mgonzalezLR


 

Ver comentarios