Confianza empresarial aumenta en Alemania, según índices
Enviar

La confianza de las empresas en Alemania aumentó inesperadamente, en una señal de que la economía más grande de Europa está lo suficientemente robusta para aguantar riesgos como una desaceleración global y el escándalo por las emisiones de Volkswagen AG.

El índice de clima de negocios del instituto Ifo subió de 108,2 puntos en octubre a 109 en noviembre, el nivel más alto desde junio de 2014. La mediana de estimaciones en una encuesta a economistas hecha por Bloomberg era que la medición no presentase cambios. Ifo dijo que los atentados en París no impactaron negativamente sobre los datos de la encuesta.

Las empresas alemanas están luchando por lidiar con una desaceleración de la economía global, el escándalo doméstico con su mayor fabricante de vehículos, la crisis de los refugiados y ahora una amenaza para la confianza del consumidor en la zona euro tras los atentados en París y la paralización de Bruselas. Con todo, el desempleo y las tasas de interés en mínimos históricos están apoyando la demanda doméstica, y más estímulo podría estar por llegar en tanto el Banco Central Europeo analiza flexibilizar más la política monetaria.

“La perspectiva para la economía alemana luce sana”, dijo Andreas Rees, economista de UniCredit SpA en Frankfurt, antes de la publicación del informe el martes. “Esperamos una recuperación del crecimiento para fin de año”.


Expectativas


Un índice de la condición económica actual de Alemania también se elevó inesperadamente, de una cifra revisada de 112,7 puntos en octubre a 113,4 en noviembre. Una medición de las expectativas subió de una cifra revisada de 103,9 a 104,7 puntos.

El gasto privado aumentó 0,6% en los tres meses terminados en septiembre, según datos publicados este martes por la Oficina Federal de Estadísticas en Wiesbaden. Las exportaciones aumentaron 0,2%, las importaciones saltaron 1,1% y la inversión de capital disminuyó 0,3%. La economía se expandió 0,3% e igualó una estimativa hecha el 13 de noviembre.

Los principales vientos de frente emanan de una desaceleración de los mercados emergentes desatada por China en tanto el país trata de reducir su dependencia de las inversiones y las exportaciones. El país fue el tercer mayor socio comercial de Alemania el año pasado.


Ver comentarios