Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Clínica Bíblica apuesta por venta de cosméticos

Raquel Rodríguez [email protected] | Sábado 13 septiembre, 2014

“La línea cosmética tiene dos años de estar en el mercado, y hemos tenido crecimiento de ventas todos los meses. Vamos despacio pero con pasos firmes”, explicó Esteban Dodero, director de Operaciones de Hospital Clínica Bíblica. Gerson Vargas/La República


Línea se ampliará a protectores solares

Clínica Bíblica apuesta por venta de cosméticos

Productos se venden en las farmacias del hospital

El Hospital Clínica Bíblica diversifica su negocio y ahora apuesta por vender cosméticos en las farmacias de sus instalaciones.
Desde hace 50 años preparan cremas para el cuido de la piel de los pacientes, específicamente con el producto Fórmula F3.
Estas cremas se crearon con la intención de proteger la piel de los pacientes que debían permanecer mucho tiempo en cama y que sufrían de úlceras y llagas.
El producto se preparaba magistralmente, pero su éxito hizo imposible suplir la demanda, por lo que se decidió fabricar de manera industrial.
Este proceso se dio en conjunto con Laboratorios Zepol y su división de marcas privadas, que los llevaron a crear nuevas opciones para sus clientes.
Pero no fue hasta hace dos años que se incorporaron al mercado cosmético con la línea de productos Clínica Bíblica, con la que comercializan cremas faciales, de noche y exfoliantes.
En general, estos productos nacen para competir con productos de Eucerin, LaRoche Possay, Uriage, pero a un costo mucho más accesible y con una calidad similar.
En esta gama de cosméticos, la empresa asegura tener un crecimiento y mayor aceptación.
Los productos se pueden comprar en las farmacias del hospital, además de la página web alivioexpress.com, que pertenece a la misma empresa, en Farmanatura y algunas otras farmacias independientes. Los precios varían por cada artículo y rondan los ¢8 mil.
Próximamente ampliarán la gama de productos a protectores solares, tanto de uso diario como recreativo, pues aseguran que existe una necesidad y una responsabilidad de la empresa orientada a contribuir con la prevención del cáncer de piel.
Por ahora tienen una meta de crecer un 20% en ventas al finalizar el año.
Clínica Bíblica no es la única que diversifica su mercado, ya que otras empresas han ampliado su negocio como estrategia para acaparar más clientes.
Tal es el caso de la cadena de tiendas Saúl E. Méndez, que abrirá próximamente un restaurante en Escazú. De manera similar, Ekono se incorporó en el mercado de tiendas de conveniencia, ofreciendo a sus clientes productos de necesidad inmediata.

Raquel Rodríguez
[email protected]
@La_Republica