Choque automotor
Esperamos que esta semana podamos reunirnos con el ministro Ayales, realmente hay cosas del mercado automotor que se tienen que aclarar, indica José Carballo, de la Cámara Automotriz. Esteban Monge/ La República
Enviar

Importadores de carros usados y nuevos enfrentados

Choque automotor

Unos piden menos trabas tributarias, los otros que se impida importación de “carros chatarra”

El sector automotor del país está enfrentado. Por un lado los vendedores de carros usados reclaman más derechos a nivel tributario, mientras que los importadores de vehículos nuevos piden un mayor control sobre el tipo de vehículos que ingresan al país.
Para ello, en los próximos días se podría llevar a cabo una reunión con Édgar Ayales, ministro de Hacienda, para tratar de buscar un punto de consenso.

201307152214540.n44.jpg
Los importadores de carros usados claman por tres cosas: transparencia en cuanto al manejo de la base imponible, que se les equiparen los impuestos al mismo nivel que el sector de los nuevos vehículos, y que no existan tantas clases tributarias en el sector.
Por otro lado, el sector de los nuevos —representados por la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema)— quieren que se cumpla con fortaleza la ley de Tránsito en cuanto a que se prohíba la importación de vehículos pérdida total, así como que la autoridad fiscal no dé el mismo tratamiento a los valores de impuestos de los carros usados como si fueran nuevos.
Ambas partes están a la espera de recibir la audiencia para poder discutir estos temas con el principal de Hacienda. Los representantes de importadores de carros usados indican que esta reunión podría llevarse a cabo esta semana, mientras que para Aivema tienen desde mayo de estar solicitándola pero no les han notificado la fecha.
Entre los temas que llevan los importadores de carros usados, el más importante para ellos es el tratamiento fiscal.
“Queremos ver el manejo de la base imponible, porque hoy pagamos una “x” cantidad de impuestos y mañana se nos cobra otra, hay incertidumbre”, explica José Carballo, de la Cámara Automotriz.
Otro tema es la equiparación de los impuestos para que ellos paguen igual que los autos nuevos, para ellos hay una discriminación, ya que tienen que cumplir los mismo requisitos que los nuevos.
Por su parte, Aivema tiene más clara su partida en esta guerra.
“Queremos ver el cumplimiento efectivo de la ley de Tránsito sobre el impedimento de la importación de autos pérdida total en otros países, principalmente en Estados Unidos”, explica Lilliana Aguilar, presidenta de Aivema.
Ellos realizan investigaciones donde ven cómo presuntamente todavía entra este tipo de carros al país, cuando la ley lo prohíbe.
Por otro lado, quieren que se cumpla lo concerniente a la ley de Calificación Energética Integral, que establece rendimientos de este tipo para los vehículos que se importan —y otros bienes—. Al ser desalmacenado el vehículo es revisado y si no cumple se le debe cobrar hasta un 30% adicional en el impuesto selectivo de consumo.
“Lo que queremos es que nos digan cómo se ha implementado esto, si realmente se está haciendo, ver las listas, y si no hay nada, que se diga quienes son los responsables”, explica Aguilar.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios