Foto 1
Las casas de alquiler son un negocio en que el fisco actualmente no tiene manera de comprobar sus ingresos. Mediante un IVA deducible para el consumidor sí lo lograría. Internet/La República
Enviar

Reto Fiscal

Impuesto al Valor Agregado debería cobrarse a otras actividades

Casas de alquiler deberían pagar IVA

Nueva propuesta fiscal podría incluir el gravamen

Algunos de los argumentos más importantes —que sugieren que los servicios médicos deberían pagar un impuesto de valor sobre las ventas— también son válidos para las tarifas residenciales de alquiler.
La principal razón para los médicos es que —dado que muchas veces no emiten recibos— no hay pruebas de que han recibido dinero y estos profesiones podrían no reportar todos los ingresos, con los efectos fiscales que esa omisión conlleva.
Del mismo modo sucede con el alquiler residencial que pagan los arrendatarios. Dado que esas facturas no son oficiales en su mayoría, los propietarios no están bajo presión para presentar declaraciones de impuestos que muestren el dinero que recibieron.
La sugerencia de Reto Fiscal es que si los contribuyentes reciben algún tipo de deducción de lo que pagan de su impuesto al salario, estarían dispuestos a pagar un impuesto sobre las ventas por estos servicios residenciales y entonces sería necesario que los propietarios emitieran facturas reales.
Sería bueno también contemplar que este impuesto al valor agregado del servicio de renta residencial se cobre en contratos cuyo pago mensual supere los ¢250 mil (unos $500) y así proteger a las familias de menos recursos para que no paguen ese impuesto.

 

Ver comentarios