Cartaginés topó con fortuna
Enviar
Cartaginés topó con fortuna
Liquidó cuando Puntarenas volaba metralla por el empate

Podemos borrar todo el primer tiempo.
El primer tiempo no existió.

Un Cartaginés incoloro, inodoro e insípido se topó con un Puntarenas picaresco e inquieto, sin potencia física en ataque pero correlón, suficiente para maniatar a los anfitriones que con un fútbol inoperante, dado que no carburaron sus bujías Paolo Jiménez, Erick Ponce y Hanzell Arauz, sacaron de sus casillas a su estratega Odir Jacques, que no dejó de reclamar el pésimo trabajo de sus discípulos desde la reserva.
Un par de mano a mano entre Yashin Bosques primero y Daniel Quirós después, bien resueltos por el portero Luis Torres, resumió el ataque porteño mientras que un remate alto de Ponce fue todo para el Cartaginés.
Nadie duda que hubo sermón en el vestuario local, aparte de dos variantes: Eduardo Brenes y Josué Mitchell sustituyeron a Arauz y Jiménez y el anfitrión presentó otra cara, animada temprano con un golazo de Randall Alvarado en el minuto 48, quien se quitó la marca de Brenes, alzó la vista y lanzó un trallazo que rompió la estirada de Viales.
Poco duró el festejo local; un remate de tiro libre de Daniel Brenes al 56 sorprendió al arquero Torres quien se estiró muy mal, apenas para tocar la pelota que siguió a la red.
Ronald Mora se lanzó por el triunfo con dos variantes efectivas: el joven Arnold Mejía adelante y Alvaro Peña en la cintura. El juego se equilibró; Roberto Segura le quita el gol de la cabeza a José Villalobos y Luis Torres le hace un paradón a Jason Peña.
El partido se vuelca para los locales en una acción inofensiva, un saque lateral va al área, salta el gigante Pailos que gana en las alturas, cabecea para atrás y entra como tromba Andrés Lezcano a cerrar en la red, madrugando la marca de Johan Venegas en el minuto 76.
El gol hiere el orgullo chuchequero que no jugaba mal para ir perdiendo el partido y entonces vuela metralla sobre el marco de Torres. El portero se crece volando de palo a palo para desviar remates rastreros de Brenes y Bosques; además, Roberto Segura de cabeza le cimbra el palo vertical, pero, pero... Cartaginés monta un contraataque; el Puerto está mal parado y a Venegas no le queda más remedio que cometer falta a Erick Ponce dentro del área, un penal que Pailos manda a la red para sentenciar el encuentro en el 83.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios