Carreteras: trampas mortales
Enviar
Siete rutas concentran el 44% de las muertes
Carreteras: trampas mortales
Mala demarcación y poco agarre de las llantas inciden

La muerte pasea en las carreteras nacionales.
De enero a junio pasado, 209 personas murieron en las vías.
Sin embargo, durante todo el año pasado fueron 289, lo que supone que las víctimas se duplicarían al terminar 2012.

La mala condición en que se encuentran es una de las principales causas de mortalidad en las carreteras, sobre todo en siete de ellas.
Al analizar el estado de las principales autopistas del país, unos mil kilómetros presentan mal estado. Las deficiencias más comunes son la mala o nula demarcación, o que la vía es resbalosa.
De ese trazado, el 72% no tiene división entre carriles, ni pintura para advertir los riesgos, según informe de Lanamme.
Esto hace que los conductores no sepan a ciencia cierta dónde están las zonas de seguridad, la cantidad de carriles en la ruta o los lugares permitidos para adelantar.
Igualmente, la General Cañas y la Florencio del Castillo tienen más de un 80% en mal estado por fallas en la demarcación.
“Es cierto que hay rutas con deficiencias de demarcación en la carretera, como la ruta 32 que tiene problemas en ese sentido, pero también hay que tener en cuenta que los conductores pueden ser confiados al manejar”, indica Silvia Bolaños, directora del Cosevi.
Otro de los problemas detectados es el deficiente agarre de las llantas a la carretera.
El 51% de los mil kilómetros analizados tiene mala condición de agarre, mientras que un 25% apenas es regular.
La peor en este aspecto es la que comunica a San José con Paso Canoas, tiene un 79% de su trazado en mal estado.
Esto significa que en algunos tramos, las llantas de los vehículos tienen altas posibilidades de resbalar y provocar volconazos.
A estos yerros, se suma el diseño de las carreteras, ya que se construyeron hace muchos años con una gran cantidad de curvas.
“Normalmente en los países desarrollados las carreteras son muy seguras, mientras aquí hace falta colocar vallas, rotularlas bien”, expresa Carlos Macaya, presidente de Automóvil Club de Costa Rica.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios