Calero divorció a Costa Rica y Nicaragua
No hay interés de Costa Rica en retomar la agenda binacional con Nicaragua, si ese país no cambia su actitud expansionista, comentó Enrique Castillo, canciller de la República. Archivo/La República
Enviar

Agenda bilateral en punto muerto desde invasión a territorio nacional

Calero divorció a Costa Rica y Nicaragua

“Hasta que no cambien de actitud, no se retomarán las relaciones”, Enrique Castillo

Negación para fijar límites marítimos y declaraciones expansionistas son parte de los últimos movimientos nicaragüenses que manifiestan un divorcio con nuestro país, todo esto alentado por la gota que derramó el vaso: la invasión a Isla Calero.

201308282313470.n44.jpg
Desde ese acontecimiento, la relación entre ambos países se vino en picada.
Hace más de cinco años que tuvo lugar la última reunión binacional entre presidentes y cancilleres costarricenses y nicaragüenses.
Se realizó un total de siete reuniones entre 1991 y 2008, donde se conformaron subcomisiones para analizar asuntos políticos, de migración y trabajo, limítrofes, económicos, así como de turismo y cooperación.
Fue en Liberia la última vez que se llevó a cabo un encuentro de este tipo, durante el gobierno de Óscar Arias.
En estas reuniones se presentaron propuestas para mejorar el comercio aduanero, el establecimiento de corredores biológicos, así como cooperación en materia agropecuaria y rural.
Además, la comisión venía trabajando proyectos en materia de seguridad y aduanas, con el fin de elaborar mecanismos de colaboración mutua, en donde se buscaba mantener una línea de trabajo permanente.
Ambas partes trataron de retomar las reuniones binacionales para noviembre de 2010, luego de la invasión por parte de militares nicaragüenses en una porción de Isla Calero.
Para ese momento, René Castro, quien era el canciller, puso como condición el retiro de las tropas y el acompañamiento de la OEA a la que iba a ser la octava reunión de la Comisión Binacional.
Nicaragua, en una nota a Cancillería, expresó su voluntad de sostener la cita bilateral, pero “de acuerdo al principio de la incondicionalidad”, es decir, sin seguir las reglas que buscaba imponer Costa Rica, por lo que cancelaron la reunión.
Al anunciar sus intenciones de reclamar Guanacaste como parte de Nicaragua, Ortega acentuó las tensiones entre ambos países, por lo que una nueva reunión de la Comisión Binacional no está en el panorama de ninguno de los dos países.
“Después de que ellos invadieron Isla Portillos, no hay una agenda binacional, está en un punto muerto, y no habrá mientras sigan con esa actitud expansionista”, explicó Enrique Castillo, canciller de la República.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios