Enviar
SALUD
Busque su bienestar cada mes

Muchas mujeres aguantan irritabilidad, depresión y fuertes dolores durante su ciclo menstrual, cuando existen formas de aminorar estos síntomas

Padecer malestares durante el ciclo menstrual cada mes es común en muchas mujeres; sin embargo, existe un importante número que durante ese proceso tiene síntomas que se tornan insoportables, pero que por desconocimiento creen que son normales.
Sentir irritabilidad, ira y depresión, así como dolores fuertes de cabeza, mamas y el estómago hinchado, son algunos síntomas del llamado Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM), considerado la forma más severa del síndrome premenstrual y caracterizado precisamente por tener un gran impacto emocional en la vida diaria.
“El trastorno es la exacerbación patológica de síntomas que la mujer presenta en una parte específica de su ciclo menstrual, que producen una alternación en su vida normal a tal punto que pueden ser motivo de incapacidades o afectar sus relaciones”, comentó el Dr. Alejandro Villalobos, ginecólogo.
El diagnóstico, según comentó el especialista, no se da por la severidad de los síntomas, sino porque se presenta en la fase lútea, o después de la ovulación y antes de que le venga la regla, y luego de 48 horas aproximadamente de esto los síntomas se van inmediatamente.
Sus causas no se conocen, pero se sabe que se trata de una susceptibilidad individual a los cambios hormonales.
Tampoco existe un perfil entre quienes lo padecen.
Para tratarlo lo primero que se debe hacer es detectarlo, para ello se realiza un diagnóstico para descartar otros males como por ejemplo una depresión crónica.
Posteriormente se determina si los síntomas son exclusivos de la fase lútea, esto por medio de un calendario donde la paciente marca los días en que se siente mal con calificaciones de uno a diez, luego de tres meses el médico lo evalúa.
Para mejorar la condición la primera recomendación es realizar cambios en el estilo de vida, hacer ejercicio aeróbico todos los días, evitar el tabaquismo, y llevar una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas.
También el especialista puede optar por la línea de tratamientos anticonceptivos, que cuentan con componentes que pueden agregar efectos favorables, un ejemplo de ellos es Yaz.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios