Enviar
Critican diputados supuesta injerencia política en el Conassif
Bombardeo contra Bolaños

Niega cualquier tipo de arreglo presidente de Banco Central

Durante más de dos horas Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central, se defendió de los bombardeos de los diputados, quienes trataron de probar una supuesta injerencia suya en la política del Conassif.
Los cuestionamientos se dieron principalmente por el nombramiento de dos directivos en esa dependencia, los cuales serían a su vez consultores de las firmas Cefsa y Ecoanálisis.
La preocupación de los congresistas se da porque esas personas serían “juez y parte en el proceso”, pues supervisan a la Sugef, a la Sugeval, a la Supen y la Sugese y al mismo tiempo, les brindan consultorías.
Sobre este tema, Bolaños indicó que la ley no prohíbe esta situación.
“Aunque la ley no lo disponga así, siempre hemos hablado que las personas no van a dar asesorías a entidades supervisadas. En ese sentido, yo creo en la rectitud de las personas”, expresó Bolaños ante una de las preguntas de los diputados.
Al nombrar a un nuevo integrante del Conassif lo que se pondera es la experiencia profesional y la preparación académica, indicó.
Al término de la sesión, no respondió las preguntas de la prensa, aduciendo que iba a una reunión.
La comparecencia fue fijada a mediados del mes pasado ante la Comisión de Económicos del Congreso, y su objetivo era hacer un careo entre Bolaños y Francisco Lay, superintendente de la Sugef, quien renunció al puesto semanas atrás.
Su salida se dio por una supuesta injerencia política del Conassif y el Banco Central en la toma de decisiones.
Esto, porque en apariencia aprobó una modificación al cuerpo interno normativo que “convierte al Conassif en una extensión de la junta directiva del Banco Central”, indica la carta de renuncia.
Sin embargo, Lay no se presentó por problemas en su agenda y la audiencia en la que participará quedó fijada para hoy en horas de la tarde.
“A mí me parece que se ha dado una cantidad importante de aseveraciones en las últimas semanas sin ningún tipo de pruebas y eso no puede seguir así”, manifestó Bolaños.
Durante la audiencia destacó la presencia de un grupo de inversionistas para reclamar la atención de los diputados sobre esa supuesta injerencia política.
Alrededor de $3 millones habrían perdido en conjunto por las órdenes y movimientos —supuestamente políticos— realizados por el Banco Central y el Conassif.
Por esta razón, demandaron la renuncia de todos los integrantes del Conassif.
“Un órgano financiero tan importante como el Conassif no puede estar contaminado políticamente, ya que se afectan el sistema financiero y la economía”, indica William Chinchilla, abogado que lleva el caso por los inversionistas.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios