Enviar
Golpe al presupuesto doméstico será percibido este mes
Aumento en agua drena bolsillos

Familia de cuatro personas paga ahora casi ¢6 mil más

Si usted es abonado del servicio que presta Acueductos y Alcantarillados a más de un millón de personas en todo el país, seguramente resintió este mes el pago del recibo.
Una familia de cuatro personas pasó de pagar casi ¢8 mil a ¢14 mil mensuales, siendo el servicio de alcantarillado el que más aumentó, debido a la urgencia de la institución de financiar un nuevo sistema para la ciudad capital.
Esto después de que un incremento del 25% en el servicio de acueducto y un 77% por alcantarillado, entró a regir el 7 de agosto cuando salió publicado en La Gaceta. Ambos servicios componen la facturación mensual por el servicio de agua potable.
La principal razón para justificar el alza fue fomentar una estructura tarifaria que incentive un consumo racional del líquido para satisfacer las necesidades básicas y evitar el despilfarro.
Aunque todavía no se registra ninguna queja formal por el aumento ante la Aresep, tres personas consultaron acerca del porqué del alza en su página de Facebook.
Dentro del aumento se aprobó un nuevo modelo de precios, que contempla entre otros, la eliminación de la tarifa base en el cargo fijo independiente del consumo, es decir, todos los clientes pagan ¢1.500 por estar conectados a la red y recibir agua al abrir la llave.
De igual forma, se cobra un cargo fijo mensual de ¢600 para los clientes conectados a la red de AyA y se aprueba un rebalanceo tarifario en la categoría empresarial para reducir el subsidio a la categoría domiciliaria.
A pesar de esta situación, el incremento fue inferior a la solicitud planteada por AyA. Esta empresa pidió un ajuste del 48% en las tarifas de acueducto y del 150% en las de alcantarillado en promedio.
Tras la aprobación del incremento, Aresep dio un año a Acueductos para que presente una propuesta de tarifa ambiental, en la que se le reconocería un porcentaje por las labores de reforestación y mantenimiento de cuencas.
Y en los próximos tres años deberá contar con un sistema integrado de información geográfica que muestre las características y datos de la infraestructura de los acueductos.
La última fijación de tarifas para AyA fue en 2010, la cual se restableció en enero de 2011 luego de un resultado favorable para la Aresep en la Sala Constitucional.

Johnny Castro
[email protected]


Ver comentarios