Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Audi lanza SUV de todos los tamaños para destronar a BMW

Bloomberg | Viernes 26 febrero, 2016 12:00 am

Imagen con fines ilustrativos. Audi AG Q7, 2017. Bloomberg/La República.


Audi redoblará sus esfuerzos para superar a BMW como la marca de coches de lujo más grande del mundo con nuevos vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés) que van del diminuto Q2 al Q8 de gran tamaño.

Tras caer al tercer lugar detrás de Mercedes-Benz el año pasado, la mayor fuente de ganancias de Volkswagen AG busca reencender el crecimiento inestable y dejar atrás el escándalo por las emisiones que mancilló la imagen de su empresa matriz. Audi, que el año pasado tuvo dificultades por contar con la línea más antigua entre los tres competidores, pretende recuperar la ventaja en 2016 presentando modelos nuevos en tanto las ofertas de BMW envejecen.

“La competencia con nuestros rivales seguirá siendo cabeza a cabeza”, dijo el jefe de ventas de Audi, Dietmar Voggenreiter, en una entrevista en la sede de la empresa en Ingolstadt, Alemania. “Deberíamos recibir un viento de cola con nuestros modelos nuevos”.

Audi presentará el Q2, modelo con un foco urbano, la semana que viene en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra y pondrá a prueba sus planes para SUV en tanto el Q7 reformado llegó a los salones de exhibición de Estados Unidos en enero. El SUV de gran tamaño competirá con el BMW X5, el Mercedes GLE y recién llegados como el Maserati Levante en un segmento cada vez más abarrotado. El éxito de Audi es fundamental para llenar las arcas de Volkswagen en tanto la automotriz acuciada por problemas busca hacer pie a seis meses del escándalo por las emisiones.

En desventaja

Si bien los envíos de SUV subcompactos como el Q2 a toda Europa se más que duplicaran y llegarán a cerca de 2,1 millones de unidades en los cinco años hasta 2022, el crecimiento de Audi seguirá siendo inferior al de los rivales, dijo Tim Urquhart, analista de IHS Automotive en Londres. IHS estima que Audi seguirá en el tercer puesto hasta 2022 y cerrará este año con un alza de 1,2% en las ventas, con lo que llegará a 1,83 millones de autos, un crecimiento más lento que el de BMW y Mercedes.

Además de los nuevos modelos, las chances de Audi de superar ese pronóstico dependen de China, su mercado más grande. Es probable que las ventas de coches en ese país vuelvan a crecer robustamente y Audi se beneficiará con la nueva versión de su SUV Q5, el modelo más vendido, cuya producción comenzará a fin de año, dijo Sascha Gommel, analista de Commerzbank AG en Fráncfort.

Proteger las ventas y las ganancias de Audi es vital en tanto Volkswagen enfrenta miles de millones de euros en costos por haber admitido en septiembre que cometió fraude en pruebas de emisiones. Audi no salió ilesa, en tanto responde por 2,3 millones de los autos diésel afectados en todo el grupo. La empresa también desarrolló un motor que quedó bajo la lupa de los reguladores en Estados Unidos pocos meses después que estallara el escándalo. Todavía prosiguen las negociaciones en Estados Unidos y Audi mantuvo la boca cerrada respecto al impacto financiero anticipado.

“Vemos cierto efecto de freno sobre las ventas de modelos diésel en Estados Unidos, pero seguimos siendo optimistas”, dijo Voggenreiter, quien agregó que la marca anticipa una resolución del escándalo en Europa para fin de año. “Este problema no nos retrasará, en particular a largo plazo”.