Apple y Samsung enfrentan muralla para vender teléfonos en China
Las compañías enfrentan a un desafío de $3.900 millones, mientras se preparan para vender sus nuevos teléfonos en el mercado de telefonía móvil más grande del mundo.
Enviar

Apple y Samsung enfrentan muralla para vender teléfonos en China

Apple Inc. y Samsung Electronics Co. se enfrentan a un desafío de $3.900 millones, mientras se preparan para vender sus nuevos teléfonos estrella en el mercado de telefonía móvil más grande del mundo.
Los operadores móviles estatales de China están recortando los subsidios que pagan para hacer que los dispositivos sean más asequibles para los consumidores, justo cuando los mayores fabricantes de teléfonos están por introducir productos mejorados.


Después de que China Mobile Ltd. dijo que recortará los subsidios en $2mil millones, sus competidores reducirán los pagos en $1.900 millones, según las estimaciones de los analistas. China Telecom Corp. dijo ayer que recortará el gasto sin dar una cifra.
Las reducciones llegan cuando Apple estaría preparando un iPhone con pantalla más grande y Samsung planea lanzar su Note 4, los dispositivos de gama alta que históricamente habrían sido subvencionados hasta en $700.
Ambos necesitan repuntar en el mercado más grande de teléfonos inteligentes, donde Samsung perdió el primer puesto en cuota el último trimestre y Apple no pudo meterse entre los primeros cinco en ventas.
"Los subsidios reducidos de los operadores y el aumento de la competencia local afectará la recepción de los consumidores de los nuevos teléfonos. El impacto será mayor en los teléfonos inteligentes de gama alta en el mercado, entre los que se encuentran el Note 4 y iPhone 6", comentó Tay Xiaohan, un analista con sede en Singapur con International Data Corp.
Carolyn Wu, portavoz con sede en Pekín para Apple, se negó a comentar sobre el impacto de las reducciones de las subvenciones. Clara Lee, una portavoz de Samsung con sede en Suwon, Corea del Sur, también declinó hacer comentarios.
Los recortes significan que los consumidores chinos que pagaban alrededor de $100 por un nuevo iPhone a través de su compañía podrían gastar hasta $800.
Normalmente, Apple y Samsung venden sus teléfonos de gama alta a las compañías por alrededor de $600 a $800 cada uno. Las compañías luego subsidian el precio, ofreciendo los descuentos más grandes, por lo general, junto con los planes de suscripción más caros.
China Mobile paga a Apple alrededor de $700 y $800 por un iPhone 5s con 16 gigabytes de almacenamiento, dijo Neil Shah, director de investigación para dispositivos en Counterpoint Research, con sede en Mumbai.
China Mobile vende el teléfono en su sitio web por alrededor de $860, sin contrato. Ofrece un descuento de hasta un 88%  para los suscriptores del plan de gama alta - lo que significa que China Mobile subvenciona cada teléfono hasta en $697. El operador no publica los datos de ventas de unidades.
Las acciones de Samsung han caído 10% este año, después que la compañía envió 3 millones menos de smartphones el último trimestre en comparación con el año anterior.
"Los subsidios reducidos sin duda reducirán la demanda del Note 4 y iPhone 6. El impacto para Note 4 podría ser mayor dado que los usuarios de iPhone son más leales a la marca y serán más propensos a pagar por el dispositivo".dijo Bryan Wang, gerente de país con sede en Pekín de Forrester Research Inc.
Incluso antes de los recortes de los operadores, Apple y Samsung enfrentaron una dura competencia de las compañías chinas Xiaomi Corp. y Lenovo Group Ltd., que ofrecen teléfonos con características similares a precios más bajos. Xiaomi superó a Samsung en la cuota de mercado de China en el segundo trimestre, dijo la firma de investigación Canalys.

Bloomberg


Ver comentarios