Foto 1
Las compañías enfrentan a un desafío de $3.900 millones, mientras se preparan para vender sus nuevos teléfonos en el mercado de telefonía móvil más grande del mundo.
Enviar
Ver comentarios