Ampliación de canal de Panamá beneficiaría sectores marginados
La ampliación del Canal de Panamá podría ser inaugurada en la primavera de 2016 y acarreará un aumento de los ingresos al istmo, debido a unos peajes más caros y a la mayor afluencia prevista. AFP/La República
Enviar

Ampliación de canal de Panamá beneficiaría sectores marginados

Fernando Berguido, embajador de Panamá en Italia, explicó ayer en Roma los detalles de la ampliación del Canal interoceánico, que contribuirá a combatir el nivel de pobreza en el país, actualmente en torno al 35%.
Lo hizo durante un encuentro con periodistas y diplomáticos en la capital de Italia, de donde procede Impregilo, una de las empresas del consorcio que ejecuta las obras, liderado por la española Sacyr Vallehermoso.


Berguido refirió que una de las virtudes de esa obra será la reducción de la pobreza en el istmo, especialmente en áreas indígenas que atraviesan "un problema cultural, además del de recursos, y de preservar su identidad como pueblo ante los cambios en salud o educación".
Aunque "es un tema que no solo se trata de recursos", el embajador recordó que parte del dinero recabado por el Canal está destinado "por ley" a un fondo de asistencia social inspirado en el "Fondo Soberano" chileno para los trabajadores del sector minero.
Así, señaló que en los últimos diez años los niveles de miseria en Panamá han experimentado una "importante" reducción al pasar del 42% al 34% aproximadamente.
Por esta razón, Berguido se mostró confiado en que Panamá logrará cumplir con los objetivos de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025, que se enmarca en la tercera meta del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio.
La ampliación del Canal de Panamá podría ser inaugurada en la primavera del 2016 y acarreará un aumento de los ingresos al istmo, debido a unos peajes más caros y a la mayor afluencia prevista, dado que podrán circular por él naves "Post-Panamax", de mayor tonelaje.
El diplomático también reconoció "el lado feo" del excedente de recursos derivados del Canal, que ha sido "un foco de corrupción que se está ahora investigando".
El embajador informó de que su explotación supone unos ingresos anuales de entre $1.200 y $1.400 millones anuales.
Esto ha contribuido a que el Estado centroamericano haya crecido durante los últimos años a un ritmo sostenido del 5% y con picos de hasta el 8,5%.
Inaugurado oficialmente el 15 de agosto de 1914, su construcción inició en 1904 y corrió a cargo de Estados Unidos, que lo explotó hasta el año 1999.
Desde el año 2000 los recursos provenientes del Canal son de Panamá y de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), un ente autónomo encargado de gestionar el paso, con estatus de neutralidad.
En la actualidad está siendo sometido a una ampliación cuya realización ha recaído en el consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal (GUPC).
Beguido explicó que las obras se encuentran al 86% y que no se prevén nuevas interrupciones como la acontecida en febrero del año pasado cuando GUPC presentó sobrecostes por más de $1.600 millones.
Su posición estratégica ha convertido al país centroamericano en uno de los puntos más importantes del comercio internacional, pero próximamente podría competir con el canal que la compañía china HKND pretende abrir en la cercana Nicaragua.
Consistirá en una vía húmeda de 278 kilómetros, frente a los 80 de Panamá, y sus obras iniciaron el pasado diciembre, si bien Beguido recalcó que "no han iniciado, sino que solo se inauguró una carretera que servirá para construir".
El embajador dijo que los retos, tanto técnicos como financieros, serán "enormes" en el caso nicaragüense y concluyó: "Veremos hasta dónde llegan".
El coste del futuro Canal de Nicaragua se calcula en torno a unos $50 mil millones y, según las estimaciones de HKND, estaría listo a fines de 2019.

Roma/EFE


Ver comentarios