Enviar
Lucha contra incentivos salariales atiza conflicto
Ambiente pesado: Doctores y la Caja

Recortes a hospitales tensan relaciones

El ambiente hoy es de confrontación, como en la víspera de una nueva batalla. A lo interno, la relación entre médicos y la Caja de Seguro Social es tal que la tensión se puede cortar en el aire con una navaja.
Una acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Incentivos Médicos podría convertirse en el detonante de un próximo enfrentamiento laboral en el sector de la salud pública.
La impugnación a la norma que regula el pago de salarios, horas extras y disponibilidades médicas, sospecha la Unión Médica Nacional, pudo salir del departamento legal de la Caja.
“Los incentivos médicos son violatorios de los derechos constitucionales de los asegurados y lesionan el principio de igualdad con respecto a otros funcionarios, además de afectar las finanzas de la institución”, asegura la acción.
Ante esta situación, para alertarlos acerca de la problemática que podrían enfrentar, la Unión Médica Nacional, el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas y el Sindicato Nacional de Médicos Especialistas se reunieron con la junta directiva de la Caja el viernes.
“Me preocupa que se esté golpeando la columna vertebral de los médicos. No sabemos si hay un interés político o económico para desarmar esta institución, pero seremos los primeros en salir a las calles a defenderla”, expresó Edwin Solano, vicepresidente de la Unión Médica Nacional.
Como si no fuera suficiente, la polémica por los recortes presupuestarios destinados al pago de disponibilidades y guardias médicas, continúa atizando el ambiente en el sector salud.
Sobre todo ahora que algunos directores de hospitales y clínicas han comenzado —para sorpresa de muchos— a suavizar el tono acerca de la afectación generada por esta medida, que fue ordenada por la Caja.
El traslado de pacientes a otros centros hospitalarios no afecta el servicio de atención, ni pone en riesgo la salud o vida de los pacientes, indicó Róger Fernández, director del Hospital San Francisco de Asís en Grecia, contradiciendo al Colegio de Médicos en un comunicado enviado la semana pasada.
Esto después de que el Colegio de Médicos realizó una publicación que alertaba que la nueva política institucional podría provocar traslados innecesarios y una crisis como la del hospital de Grecia.
Fernández reconoció la afectación en el servicio de maternidad del centro que dirige, pero dijo que se presentó porque los ginecoobstetras no querían trabajar turnos extraordinarios.
De las seis especialidades con disponibilidades médicas, cinco funcionan de manera normal; sin embargo, aún falta por definir la situación de los ginecólogos, expresó.
Alexis Castillo, presidente del Colegio de Médicos, salió al paso de las declaraciones de la Caja que desmienten la afectación de la atención en el Hospital San Francisco de Asís, en Grecia.
“El departamento de comunicación de la Caja pretende menoscabar los movimientos de protesta de Grecia, afirmando que ese hospital está muy bien, ya que para este año hubo aumento del presupuesto y van a traer dos especialistas más. Esa forma de ver las cosas no corresponde a la verdad”, expresó.
En el hospital de Grecia se recortaron las partidas variables que aseguraban la atención de emergencias fuera del periodo ordinario, indicó el doctor.
No en balde los traslados del Hospital de Grecia hacia los hospitales de Alajuela y México han aumentado en forma significativa desde que se implementó esta medida, sentenció Castillo.
Curiosamente, casi la totalidad de los médicos que laboran en dicho centro de salud amenazaron con renunciar en marzo anterior, debido al recorte en el pago de horas extras y disponibilidades; sin embargo, la amenaza fue depuesta con el retiro de los recortes.

Johnny Castro
[email protected]


Ver comentarios