Alto costo del traslado de Expomóvil
La clausura de la plaza de eventos de Pedregal en Belén obligó la cancelación de la feria Expomóvil 2013. Archivo/La República
Enviar

Pleito entre Corporación Pedregal y Municipalidad de Belén afectaría a agencias y consumidores

Alto costo del traslado de Expomóvil

Sin feria, agencias y bancos mantienen ofertas

Con el cierre la semana pasada por la Municipalidad de Belén de la propiedad de Corporación Pedregal donde la feria anual automotriz Expomóvil iba a tener lugar, los vendedores de vehículos nuevos mantendrán las ofertas especiales en sus propias agencias.

201302242256460.n11.jpg
Sin embargo, sería difícil contar con los mismos resultados que pretendía generar la feria, una de las más grandes actividades comerciales del país.
Así que la suspensión de la actividad colectiva en un solo lugar, implica costos inesperados para la mayoría de las agencias, mientras también afecta a miles de empleados y consumidores.
Se trata de pérdidas que ascenderían a unos $10 millones (¢5 mil millones), según un cálculo de LA REPÚBLICA.
Entre los gastos inesperados, una gran parte tiene que ver con los costos financieros, en lugar de vender unos 10 mil vehículos en la feria, que fue lo esperado, según varios participantes, las agencias podrían tomar varios meses para comercializarlos, así que experimenten una rebaja en su flujo de caja, de hasta unos $5 millones entre todas.
En lo que a las pérdidas directas se refiere, se trata de la construcción de los stands, los modelos y otros asistentes contratados para la exposición, el transporte de los vehículos, y la publicidad hecha desde hace varias semanas en distintos medios.
A eso es necesario agregar las miles de horas invertidas en el proyecto, de parte del personal fijo de los entes involucrados, en la planificación de la actividad, incluso el de los bancos, para quienes Expomóvil es una importante parte de sus proyecciones anuales.
El costo total de estas operaciones ascendería a unos $5 millones, según lo estimado por LA REPÚBLICA, con base en conversaciones con los representantes de varios expositores.
De ser así, las pérdidas totales, producto del cierre de la feria, podrían llegar a unos $10 millones.
Está también el costo de los alquileres pagados a Sociedad Eventos Pedregal, S.A., una filial de Corporación Pedregal, para el uso de su terreno, el cual podría convertirse en un caro litigio entre las partes.
En la feria estuvieron las sucursales de 23 agencias de autos nuevos, 11 de motos, y nueve de accesorios, así como cinco de bancos.
La diferencia entre los ingresos que se esperaban comercializar en Expomóvil, y el monto de las ventas que se realicen la próxima quincena en las agencias individuales, eventualmente sería cancelada en gran parte por los consumidores.
Otros perdedores como resultado del cierre del sitio de Pedregal, son varios empleados de las agencias automotrices, que fueron contratados específicamente para la feria en ese lugar.
En el caso de contratos firmados por varias de esas personas, serían las agencias las que pierden, al tener que pagar al personal, que ya no necesite.
Lo cierto es que habrá muchos negocios para los abogados, mientras las agencias buscan la forma de recuperar las pérdidas.
Por un lado, podría tratarse de un incumplimiento de Pedregal, que no tuvo el derecho de tramitar un evento en sus instalaciones, hasta que la empresa cuente con los permisos de construcción relevantes, según una resolución de la Municipalidad de Belén, del 24 de setiembre del año pasado.
Una corte afirmó el viernes pasado, que no hubo forma de hacerle caso a una solicitud de la asociación de los importadores de los vehículos nuevos de declarar inoperante la resolución de la Municipalidad, dado que esa fue decretada en contra de Pedregal, y no a ese gremio.
Por su parte, Corporación Pedregal propiamente no parece haber solicitado el levantamiento de la suspensión, en los días anteriores al inicio de Expomóvil.
La feria del año pasado, considerada por muchos de los participantes como la más exitosa de la historia, igual tuvo lugar en las instalaciones de esa empresa.
Antes de 2012, las ferias estuvieron ubicadas en otros lugares.
El fin de semana este medio intentó hablar con los representantes de Pedregal, así como de Aivema, el gremio de las agencias de los autos nuevos; sin embargo, no hubo respuesta.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios