Enviar

Propuesta es una de las soluciones al régimen de la Caja

Alto a pensiones anticipadas

No todo es malo, en junio pudo aumentar hasta un 10% su pensión

201307112337390.n5.jpg
Costa Rica tendrá que dar una parte del presupuesto nacional para el régimen de la Caja, ya que los trabajadores no podrán soportar tasas de cotización del 15%, dice Édgar Robles de Supen. Archivo/La República
Eliminar la pensión anticipada, cobrar el seguro de salud a los pensionados y subir la base de cotización para los profesionales liberales, serán parte de las reformas que aplicará la Caja al sistema de pensiones. Todo esto podría significar menos dinero a los pensionados.
Para nadie es un secreto que este régimen podría tener problemas de liquidez en los próximos años, principalmente porque hoy y en el futuro son más las personas que se pensionan y menos las que cotizan al bajar la tasa de natalidad en los últimos 30 años.
El primer cambio que podríamos observar es un alto a las pensiones anticipadas, las cuales podrían significar un ahorro de poco más de ¢1 mil millones al año.
Para acceder al régimen de la Caja de forma normal se necesita tener 65 años de edad y un mínimo de 300 cuotas de cotización, con las pensiones anticipadas hay varias formas de saltarse esta fórmula, lo cual es precisamente lo que propone eliminar la Caja.
Actualmente si una persona tiene más de las 300 cuotas, se puede pensionar a cualquier edad, en el caso de las mujeres con 450 y en el de los hombre con 462.
También se permite el retiro anticipado mediante una pensión reducida y por lo que llaman pensión proporcional, que es cuando una persona llega a los 65 años y no tiene las cuotas, se le da una proporción de su pensión.
El problema es que la Caja siempre entrega como pensión mínima ¢120 mil. Para muchas personas su proporción es menor a ese número.
“A la Caja se le ha colado un montón de personas que analizan esa situación y quieren pensionarse lo antes posible. Entre 2009 y 2013, calculamos que cerca de 5.200 casos se dieron por pensión reducida, esto representó un gasto adicional de ¢5.300 millones para la Caja”, explica Édgar Robles, superintendente de pensiones.
Esta cifra no representa ni el 1% del gasto que realiza la institución por lo que no sería de gran ayuda para paliar el problema, incluso en el corto plazo.
Por otro lado, los pensionados podrían tener reducida su pensión, ya que les cobrarían el seguro de salud, que hoy se cobra a los trabajadores activos en el orden del 5,5% del salario y un aporte patronal del 9,25%, este porcentaje no ha sido aún estimado.
201307112338580.n55.jpg
El sistema de la Caja fue estructurado para que cuando la persona accedía a la pensión automáticamente quedaba pensionada para el servicio de salud, así los fondos de pensiones hacen una transferencia todos los años para pagar el seguro de salud a los pensionados.
Con la propuesta se cobraría este seguro a los pensionados, bajando así el monto de cada pensión, además de obtener un monto más para el régimen.
“Hoy esto lo paga el régimen, y se supone que desde el momento de mi pensión, ya había cotizado a lo largo de mis años para este seguro de salud. En otras palabras, es una forma de disminuir el monto de la pensión otorgada, cobrando un elemento adicional”, explica el superintendente.
Otro cambio de corto plazo está en que los trabajadores independientes y por cuenta propia tendrían que cotizar más, al elevarse la base de su contribución que hoy está en ¢130 mil.
La propuesta de la Caja es aumentar esta cifra en el salario mínimo de un trabajador del Ministerio de Trabajo, la cual es prácticamente el doble de lo que se debe tomar en cuenta hoy para cotizar por este sector.
“Estas son medidas de corto plazo para tratar de dar un pequeño alivio a las finanzas del régimen del IVM donde este año están gastando intereses. Estimamos que la Caja se va a comer solo este año ¢30 mil millones de los intereses de la reserva”, explica Robles.
Hay que darle tiempo al análisis de la evaluación actuarial —lo realizará una empresa internacional, y ya está en proceso de licitación—, que finalmente va a identificar en cuánto hay que subir la contribución, la edad de pensión y otras variables más profundas del régimen para poder equilibrarlo.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios