¿Aire tóxico?
Los indicadores están cerca del máximo permitido, lo que debe ser medido por las autoridades de salud, indicó Rafael Amón, director de Laboratorio LAMBDA. ESTEBAN MONGE/LA REPÚBLICA
Enviar

La mitad de los riesgos quedan fuera de estudios oficiales

¿Aire tóxico?

Hemos estado por encima de los niveles sanos de partículas

La buena noticia es que tenemos niveles aceptables de varios gases potencialmente nocivos en el aire que respiramos en el centro de San José, lo cual comprobó LA REPÚBLICA a través de un análisis realizado la semana pasada.

201306172336250.n11.jpg
La mala noticia es que el gobierno local ni siquiera analiza los potenciales problemas, relacionados con esos gases peligrosos.
Mientras tanto, quedan pendientes los niveles de las partículas de diesel, que el año pasado excedían bastante lo permitido por la Organización Mundial de Salud.
En cuanto a la buena noticia, resulta que algunos aspectos del aire que respiramos en el centro de San José tienen niveles aceptables, según los análisis de monóxido de carbono, y dióxido de azufre, así como óxidos de nitrógeno, realizados la semana pasada por el Laboratorio LAMBDA, contratado por LA REPÚBLICA.
Para hacer el estudio, LAMBDA instaló el jueves pasado un punto de medición en el Paseo Colón frente al Hospital San Juan de Dios, y otro en la entrada principal del Banco de Costa Rica, en cada caso durante 30 minutos.
El análisis de LAMBDA no es tan contundente como las mediciones hechas a nombre de la municipalidad de San José, que se hacen de forma aleatoria en el transcurso del año entero.
Sin embargo, es mejor que nada, que es lo que actualmente reporta la Universidad Nacional a la municipalidad acerca de esos dos gases.
El monóxido de carbono, y el dióxido de azufre en niveles altos, causan varias enfermedades serias, desde enfisema hasta cáncer.
Por su parte, los óxidos de nitrógeno inciden en enfermedades cardiorrespiratorias.
Los niveles de este tipo de contaminante quedaron bastante por encima de lo aceptable, de modo que están incrementando el riesgo de enfermedades respiratorias, en las personas, que frecuentan las zonas con mayor tránsito de buses y camiones, principales emisores de las partículas.
Actualmente, la municipalidad recibe solo la mitad de los datos necesarios para evaluar si hay riesgo o no para la salud, mediante estudios hechos por el Laboratorio de Calidad de Aire de la Universidad Nacional.
“Nos falta el equipo para hacer las demás mediciones”, asegura Jorge Herrera, director del laboratorio.
Ninguna municipalidad tiene la obligación de elaborar los informes acerca de la calidad del aire.
Sin embargo, la municipalidad de San José, junto con la Red Nacional de Monitoreo, conformada por los ministerios de Salud, de Transportes y del Ambiente, entre otros entes públicos, desde 2002 ha hecho los estudios anuales del aire, con la carencia de dejar por fuera el estudio de partículas importantes.
Por cierto, el peligro de la intoxicación mediante gases emitidos por los vehículos, es bastante reducido, en áreas menos transitadas como es el centro de la capital.

201306172336250.n111.jpg

Angie Calvo
[email protected]

Ver comentarios