Ahora sí, contra la pared
Enviar
Análisis
Ahora sí, contra la pared

Costa Rica  sin derecho al error

Actitud positiva, control de juego, posesión de balón y creatividad ofensiva son parte de los argumentos que la Selección Nacional necesita para el partido del 12 de octubre en el estadio Cuscatlán, en El Salvador, donde tiene prohibido perder.
Costa Rica depende aún de sí misma. Ganar es el camino a la clasificación, otros resultados complicación o eliminación.
Lo cierto es que el rival es diferente. En el papel, inferior a México, aunque el problema para los ticos es si la “Sele” es mejor o peor que los cuscatlecos; el empate en San José certificó esa duda.

La Tricolor requiere más juego ofensivo; independencia del balón parado y de los centros a Alvaro Saborío; acompañamiento en ataque, crear opciones de gol y tener más receptores en ofensiva.
En los juegos ante Guyana, El Salvador demostró que tiene problemas atrás. Encajó cuatro goles, dos en el Cuscatlán, quedando en evidencia que todavía no asimilan el bloque defensivo de su técnico Juan de Dios Castillo.
Pinto deberá apostar a ganar en el Cuscatlán, porque si llega buscando empatar estamos eliminados. Deberá encontrar el exacto equilibrio entre sus líneas, porque un error puede costar el pase a Brasil.
Tendrá que exigir a sus jugadores una actitud triunfadora y analizar muy bien lo sucedido en esta convocatoria para los juegos contra México, porque traerlos del exterior, para que vengan a demostrar un nivel igual o más bajo que cualquiera de los que están en el país, no vale la pena.
Comparto con Gaetano Pandolfo, lo que dijo antes de los juegos ante México. Al que más miedo hay que tenerle es a Jorge Luis Pinto. El es una caja de sorpresas, en ocasiones agradables (España 2- Costa Rica 2) y en otras muy
desagradables (Costa Rica 0 -México 2).
El colombiano se aferra a sus ideas y a su forma de ver y entender el fútbol, como si fuese este deporte una fórmula matemática, pero ahora llegó el momento de que se autoevalúe, que se dé cuenta que siempre será mejor perder intentando ganar, que asumir un partido con la mentalidad de no ser derrotado.
Que no especule y que aplique un poco de riesgo a su fórmula, ya que en el fútbol solo hay un camino para ganar, los goles.
La otra parte son los jugadores, hay quienes se subieron al tren y otros que solo lo vieron pasar.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios