“Adonde me he propuesto ir, de alguna manera he llegado”
El éxito para mí es decir que cumplí mis sueños, indicó Jorge Luis Pinto, entrenador de la Selección Nacional de Fútbol. Esteban Monge/La República
Enviar

Jorge Luis Pinto

“Adonde me he propuesto ir, de alguna manera he llegado”

Su carácter decisivo le permitió lograr su meta pese a las críticas y luchas
“Lo que más me molesta es la mentira, eso me fastidia”

Con la cautela que siempre lo ha caracterizado, Pinto le contó a LA REPÚBLICA cuál es su mezcla para el éxito y el consejo que siempre le gusta dar a los suyos.
Recordando su infancia en su pueblo Santander en Colombia, asegura que siempre supo que iba a ser entrenador de fútbol aunque a su familia le pareció un absurdo total.

201311082305420.n22.jpg
Siempre he tenido el carácter para tomar decisiones y responder por ellas, explicó Jorge Luis Pinto, entrenador de la Selección Nacional de Fútbol. Esteban Monge/La República
Vivir lejos de su gente y no probar la comida colombiana, como la arepa, son parte del sacrificio que debe hacer para cumplir sus sueños. Uno de ellos, llevar a una selección a un mundial mayor.
Su amor por el deporte empezó en el colegio San José de Guanentá, años que pasó jugando en las calles de su pueblo.
¿Cuándo empezó su pasión por el fútbol?
Cuando estaba en undécimo grado les decía a mis compañeros que iba a ser el entrenador del equipo del colegio, el cual tenía mucho reconocimiento en ese campo y fue el primer equipo que dirigí, leía muchos libros de fútbol.

¿Usted fue jugador profesional?
No, yo solo jugué materno, siempre soñé con ser entrenador de fútbol y una vez le mandé un correo a un periodista muy famoso en Colombia para preguntarle qué debía hacer, él me dijo que para poder estudiar eso tenía que ir a tal universidad y fue lo que hice, después me gané una beca para ir a Brasil a la Universidad de Sao Paulo y después a Alemania para sacar un doctorado.

¿Qué extraña de su tierra?
Extraño estar con mis dos hijos, comer arepas de las que hacemos nosotros los santanderianos, con las cuales nací y me crié, en casa comemos arepa casera hecha de maíz, me encanta comerlas.

¿Cómo recuerda un día mientras crecía en Santander?

201311082305420.n222.jpg
Una vez pasó un policía y me quitó la bola porque no se podía jugar en la calle, mi papá era concejal de mi pueblo, así que habló y me devolvieron el balón, ese tipo de recuerdos son lo que guardo de mi infancia o de la universidad cuando me echaron por un movimiento estudiantil de protesta social de izquierda.

¿Cómo recibió su familia su decisión de ser entrenador?
Una locura, pensaron que era un absurdo total que yo hiciera esto. En un principio le dije a mi papá que me iba a estudiar educación física y me preguntó qué era eso, un relajo, que no era nada, pero después entendieron y me apoyaron.

¿Qué se necesita para tener éxito?
Talento, pero más que talento, es carácter, esa conferencia la dicto, se debe tener disciplina en la ejecución, se puede tener talento, pero si no se tiene carácter, no sirve para nada, hay que hacer las cosas con confianza y amor.

¿Qué piensa de las excusas para no luchar por algo?
Es un comportamiento aprendido de nuestra raza, hay que hacer las cosas cuando corresponden, no dilatarlas ni dejarlas pasar, ese es un lema que he tenido y lo cumplo.

¿Cuál es el consejo que le gusta dar?
Que sean honestos consigo mismos, el ser humano no se puede engañar, y lo otro es que se preparen, la academia y la preparación no tienen límites ni las tapa nadie.

¿Cuál ha sido su mayor reto?
Ir al mundial, es el reto más grande que pude buscarme.

¿Cuál es la mentira más grande que han dicho de usted?
Una por la cual tuve una demanda por mil millones de pesos en Colombia, un periodista que afirmó que era un “billetero”, es decir que recibía plata por cada jugador, hasta el fin de mi vida le voy a decir a ese hombre que me lo demuestre.

¿Qué le permitió tener éxito?
Que me he preparado y he tenido carácter, me he equivocado en algunas cosas, pero tuve el carácter para decidir para bien o para mal.

¿De qué se arrepiente en la vida?
De dos cosas, de no haber terminado la beca en Alemania para graduarme del doctorado y dejar al equipo Alianza en el mejor momento.

¿Qué piensa cuando hay problemas para alcanzar algo?
Le digo a la gente que no tengan duda de que el éxito se puede lograr, pero para encontrarlo van haber momentos difíciles, pero no decaiga, al contrario tenga fortaleza, en mi caso cuanto más me critican, más fuerte me siento.

¿Cuál es su fórmula para lograr las metas?
No escatimar en esfuerzo, pues lo que uno se propone en la vida lo alcanza, pero hay que persistir con lo que nos proponemos, hay que sacrificar muchas cosas para lograr un sueño.

 

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica

 

Ver comentarios