Oposición pone oídos sordos a reclamos del Presidente
Con el objetivo de defender el gasto del Gobierno, un grupo de trabajadores, sindicalistas y estudiantes, marchó ayer hasta la Asamblea, en donde se discute el presupuesto. Sian Rodríguez/La República
Enviar

Mantienen decisión de cortar unos ¢297 mil millones

Oposición pone oídos sordos a reclamos del Presidente

Inicia pulso entre Zapote y diputados por presupuesto en el Plenario

Ni las marchas del sector público, ni los reclamos del presidente Luis Guillermo Solís, harán que la oposición cambie de postura en relación con el recorte presupuestario de 2015.

201410202344240.n33.jpg
Legisladores de Liberación Nacional, el Movimiento Libertario y el PUSC, consideran que el gasto del Gobierno para el otro año es excesivo y, por tanto, ponen oídos sordos a las preocupaciones del mandatario.
Para ellos, Zapote debe amarrarse la faja, pues de lo contrario el déficit fiscal se volvería inmanejable.
Como Luis Guillermo no quiere cortar el plan de gastos del otro año, la oposición cierra filas para defender el recorte de ¢297 mil millones que ya se aprobó en la Comisión de Asuntos Hacendarios y que se debatirá en su trámite final en el Plenario durante noviembre.
“Me siento responsable por el trabajo que hemos hecho a la hora de analizar el plan de gastos, no creo, como dice el mandatario, que este estudio se hizo de forma irresponsable. Nosotros, los diputados, sí estamos pensando en Costa Rica”, expresó Johnny Leiva, legislador del PUSC.
Pese a que el bloque opositor en Cuesta de Moras luce sólido, Solís apenas empieza a presionar a los diputados.
En ese sentido, pretende convencerlos de la necesidad de evitar una disminución presupuestaria tan cuantiosa, debido a que esto supuestamente afectaría la inversión social, la seguridad y otras áreas vitales para el buen desempeño gubernamental.
Para lograr su cometido, Solís espera conseguir los 38 votos necesarios, para abrir el Plenario a comisión en noviembre y así, revertir los recortes que los legisladores aprobaron.
“No es serio, ni prudente, exigir una solución atropellada y en un corto plazo. El presupuesto no puede ser ni debe ser mutilado de manera irresponsable, aunque se invoquen sanos propósitos para ello”, dijo el Presidente.
Ayer, durante la mañana un grupo de trabajadores del sector público, estudiantes y sindicalistas, marchó hacia la Asamblea Legislativa con el objetivo de oponerse a la disminución del presupuesto.
La marcha contó con el respaldo del propio Presidente, que la noche del domingo en cadena de televisión, criticó a los legisladores por supuestamente afectar la labor del Gobierno para el otro año.
La posición de Solís hizo que los legisladores lanzaran ayer una lluvia de críticas contra el Presidente.
“Cuando el dinero no alcanza, se está en la obligación de posponer lo superfluo o lo exagerado, sin embargo, no vemos una sana administración. El mandatario no debería enojarse por la labor que hemos hecho de control político, pues ese es nuestro mandato constitucional”, agregó Natalia Díaz del Movimiento Libertario.
Del monto total recortado, únicamente ¢97 mil millones corresponden al gasto corriente de las instituciones públicas.
El resto lo completan ¢100 mil millones del pago de la deuda y sus intereses, además de un monto similar para el flujo de caja.
Entre los recortes para las instituciones se incluyen ¢5 mil millones para el Poder Judicial y ¢2 mil millones para el Tribunal Supremo de Elecciones, mientras que para la Asamblea Legislativa la baja en su presupuesto será de ¢757 millones.
Por otra parte, algunos de los ministerios más golpeados con la disminución aprobada son el de Educación y el MOPT, con recortes de ¢13 mil millones y ¢10 mil millones, respectivamente.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR



Ver comentarios