Lo que se pudo hacer para evitar la huelga
Enviar

Conozca las buenas prácticas a seguir en su empresa antes de hacer un cambio

Lo que se pudo hacer para evitar la huelga

Falla tecnológica que provocó impago a maestros pudo evitarse



RESUMEN
Evitar una crisis es posible, si sigue pasos sencillos para la implementación de un cambio.
Es la lección que deja la crisis que hoy se vive por la huelga de educadores, originada por un cambio en la tecnología que se usa para pagar la planilla.
Mientras tanto, lo que nos espera en este momento, es otra serie de protestas.

Es posible planificar el éxito, cuando usted como empresario lidere un cambio tecnológico.
El primer paso es analizar los pros y los contras del proyecto.

201405202227280.n11.jpg
Hasta definir si el aporte es mayor, debe tomarse la decisión de seguir adelante.
Si un sistema viejo y obsoleto funciona —como era el caso del que usaba el Ministerio de Educación—, no debe correr para el cambio ya que no está ante una emergencia.
Luego hay que trabajar con las personas que interactúan con el programa, y realizar una gestión de cambio organizacional, para que el personal lo vaya asimilando y no genere resistencia.
Ese es un trabajo de los gerentes, y se llama etapa de gobernabilidad.
Siempre en la fase previa al cambio, es fundamental el proceso de educación técnica de las personas que van a utilizar la herramienta.
Es recomendable invertir en una etapa educativa apoyada en herramientas como el e-learning, y una estrategia de comunicación a nivel interno y externo.
En este punto, deben realizarse las simulaciones y pruebas de carga del sistema hasta llevarlo a punto de estrés, simulando que existen miles de personas o procesos corriendo al mismo tiempo para buscar un punto de quiebre.
Además, siempre existe la posibilidad de lanzar la nueva herramienta de forma paralela al sistema anterior o hacerlo por fases, de forma de que no colapse.
La naturaleza de los sistemas de información hay que entenderlos un 40% como tecnología, y el resto como factor humano.
“La parte técnica es la más fácil, pues con el avance de la tecnología se empaqueta para implementarla”, dijo Miguel Fonseca, director comercial de LatCapital, representantes de SAP para la región.
“Cualquiera pueda tener un Mercedes-Benz, pero eso no lo hace Vettel”, agregó.
De haber tenido un asesor que planificara el cambio, es posible que hoy no tuviéramos huelga de maestros, inconformes porque no reciben sus salarios completos.
El problema se presentó cuando el Ministerio de Educación decidió reemplazar el viejo sistema informático utilizado durante 20 años para el pago de planillas por Integra2, un sistema centralizado con el Ministerio de Hacienda.
Sin embargo, no se respetaron los tiempos ni los procesos necesarios durante la migración de un sistema informático del cual depende el salario de unas 79 mil personas, a criterio de expertos consultados por LA REPÚBLICA.
Ayer, técnicos del Ministerio de Educación analizaron la herramienta para determinar su ruta crítica y tratar de entender dónde se genera el problema que provoca el error.
Los dirigentes sindicales se mantienen firmes en que si no se paga el ciento por ciento a los docentes no depondrán el movimiento de huelga, que ya cumple tres semanas. La única señal de esperanza es que para el próximo 26 de mayo se les cancele la totalidad de la deuda.
“Nadie sabe cuántos docentes tienen problemas de pago en este momento. Ni el MEP sabe cuántas personas metieron de forma paralela al viejo sistema; la prueba de Integra2 se habría hecho al azar”, dijo Ana Doris González, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza.
La diferencia entre el pago de planillas del MEP y las demás instituciones del sector público es que a los educadores se les paga por lecciones y no por horas. Además reciben el salario por categoría y años de servicio, entre otros aspectos.
Para el próximo viernes, el Magisterio Nacional está convocando a una gran marcha nacional con salida de la estatua de León Cortés en la Sabana a las 9 a.m., que contará con el apoyo de otras organizaciones sindicales.
El movimiento es apoyado por la Asociación Nacional de Educadores, la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza y el Sindicato de la Educación Costarricense.
El sector salud, los muelles y el ICE analizan dar  respaldo, al igual que los estudiantes y docentes de la Universidad de Costa Rica.

Johnny Castro
[email protected]
María Siu
[email protected]
@La_Republica


 

Ver comentarios