Enviar
Grupos vulnerables como adultos mayores y pensionados estarían presentando recursos para tener alguna prioridad
80 mil inversionistas intentarían recuperar ahorros en Coopemex
Acciones a favor de inversionistas vulnerables ya fueron presentadas ante Sugef

Una avalancha de 80 mil personas tienen asidero legal para recuperar el capital invertido en Coopemex, intervenida el mes pasado por irregularidades en su gestión financiera.
Los primeros presagios son 200 personas que ya se han organizado para forzar la devolución de sus ahorros, los cuales abrirán paso para los demás.
Para ello, se preparan dos procesos, diferenciados entre sí. El primero y prioritario es uno individual, específico para la población vulnerable y que depende de esos ahorros para subsistir, y otro colectivo para el resto de inversionistas.
La idea es que estas personas puedan recuperar su capital, antes que otros acreedores grandes como el Banco Popular, al cual se le adeudan unos ¢22 mil millones.
Actualmente, la cooperativa tiene unos ¢106 mil millones colocados en crédito, los cuales trataría de recuperar en su totalidad para cumplir con sus compromisos.
Por esta razón, y confiando en la capacidad para cobrar los créditos, se busca algún tipo de prioridad para adultos mayores y jefas de hogar con una inversión inferior a ¢300 mil; para que reciban la totalidad de sus ahorros.
Para estos grupos, el Colegio de Abogados y la Asociación de Consumidores Libres (ACL) presentarían un recurso individual de procedimiento administrativo ante el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).
La gestión ha sido complicada, porque muchos ahorrantes no conservaron los comprobantes de depósito y eso impide presentar el reclamo de devolución de dineros.
De momento, la cooperativa accedió a entregar fotocopias a aquellas personas que no tienen los certificados de inversión, y con esos documentos ya es posible iniciar el reclamo, explicó Adriana Rojas, abogada de ACL, entidad que estimó la cantidad de víctimas.
La premisa es que los ciudadanos de oro y los casos especiales sean atendidos de inmediato, por eso no es necesario esperar a que la Sugef o el Conassif definan el futuro de la cooperativa, para que puedan iniciar el proceso legal para recuperación de su dinero.
Por otro lado, para el grueso de los inversionistas físicos, la ACL organiza una acción colectiva que sí esperará el futuro de la entidad.
Esto porque, en caso de ordenarse la quiebra, habría que saber qué porcentaje de ahorros sería retribuido.
Por ejemplo, si la cooperativa devuelve solo el 80% de los ahorros, la demanda colectiva sería por el 20% que se dejó de pagar.
El futuro de la cooperativa aún no está claro. La Sugef intervino la entidad para ordenar las cuentas, y establecer si es posible salvarla de la quiebra.
Aunque ese dictamen aún se desconoce, ya la fiscalía ha capturado a cinco personas por diversas sospechas de presuntos delitos que pudieron generar el desequilibrio en las finanzas de la cooperativa.
Además, otras entidades del gremio cooperativo analizan la posibilidad de asumir los compromisos de Coopemex, con la finalidad de evitar la pérdida de confianza en el modelo cooperativo, lo cual apenas es un esbozo de idea.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios