Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



NACIONALES


73% cree que aumenta violencia

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 23 septiembre, 2010



Violencia atemoriza al 73% de los ciudadanos, según encuesta de CID Gallup
Hampa y economía desvelan a costarricenses
Más de la mitad de los nacionales consideran que el país avanza por rumbo equivocado en temas económicos
Empresarios piden señales claras para devolver la confianza al sector

Siete de cada diez costarricenses consideran que el crimen organizado y el hampa se pasean campantes por el territorio nacional, aumentando sus actividades delictivas, mientras los ciudadanos buenos más bien deben encerrarse en sus casas por protección.
Precisamente el problema de la inseguridad es el que más atemoriza a los ciudadanos, pues el 73% percibe que ha crecido, según la última encuesta de la firma consultora CID Gallup para LA REPUBLICA, la cual analiza los primeros cuatro meses de gestión de la presidenta Laura Chinchilla.
La difícil situación económica es el segundo tema que más preocupa a la población, ya que la mitad de los consultados así lo reconoció y a la vez consideró que el país avanza por la ruta equivocada en este campo.
El temor que genera la inseguridad muestra que la reciente graduación de más de 700 policías, el aumento de las rondas y los operativos en las comunidades más conflictivas que ha impulsado este gobierno para reforzar la seguridad, aún no se perciben entre los ciudadanos.
Precisamente el combate a los antisociales fue la principal promesa que realizó la presidenta Laura Chinchilla durante la campaña política que la llevó a Casa Presidencial.
Sin embargo, la violencia y el crimen, con un 31% de opinión y el uso y tráfico de drogas, con un 16%, son señalados hoy en día como los principales males que aquejan al país.
Les siguen la falta de empleo, con una opinión del 13%, y la corrupción en el gobierno con un 12%, en la lista de los problemas que sufre el país.
Para enfrentar de mejor forma la criminalidad, se debe dotar, a juicio de la mandataria, de más recursos a la policía para cumplir su labor, razón por la cual hizo un llamado a los diputados para que avalen los proyectos que establecen nuevos impuestos a los casinos y a las sociedades anónimas.
“Yo reconozco lo delicado de la situación, pero obviamente no me quedaré ahí. Mi obligación es procurar impulsar las acciones que nos permitan salir poco a poco de ese grave problema. Los ciudadanos que están en contacto permanente con la realidad, que ven sus barrios inundados de droga, que padecen y sufren la delincuencia, comparten mis sentimientos. Los señores diputados en lugar de estar calificando mi intervención, deberían estar aprobando las iniciativas que hemos presentado para dotar de recursos permanentes a la seguridad ciudadana, este es el principal aporte que ellos pueden hacer”, expresó Chinchilla desde Nueva York, donde se encuentra de viaje oficial.
Precisamente, en caso de tener la oportunidad de conversar con la Presidenta y hacerle una petición directa, el 42% de los nacionales no lo pensaría dos veces y le solicitaría más acciones en seguridad; además de cumplir sus promesas (12%) y más empleo (11%).
Pese a la preocupación de los costarricenses por este tema, el Gobierno aún se mantiene planeando lo que será una política nacional de seguridad, cuyo objetivo es darles sostenibilidad financiera y política a los planes que desea desarrollar Chinchilla.
En el tema económico, solo un 32% de los nacionales considera que el país avanza por la senda correcta, mientras que más de la mitad le advierte a la gobernante que ha escogido la ruta equivocada.
Asimismo, los nacionales consideran en el 31% de los casos que la economía está peor que hace un año y al menos dos de cada diez estiman que en setiembre de 2011 las cosas estarán aún peor.
Por estas razones, el sector empresarial indicó que es urgente que el gobierno envíe señales claras, que inyecten confianza entre los inversionistas.
“Es importante que el gobierno dé señales que permitan al sector privado, que es el principal generador de empleos, que siga invirtiendo y generando más fuentes de trabajo y de esta forma, no se despida personal, expresó Manuel H. Rodríguez, presidente de la Unión de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada.
En ese sentido, el empresario consideró que es fundamental tomar en cuenta aspectos relevantes como acceso al crédito, una política cambiaria que no afecte la competitividad de la producción nacional, simplificar los trámites y promover la formalidad de las empresas, así como la ley de electricidad, la implementación de la apertura de las telecomunicaciones, y la modernización de la jornada laboral.
Para el sector empresarial, de los datos se desprende que existe incertidumbre entre los costarricenses por el rumbo que lleva la economía, a pesar de que no existe un claro pesimismo, dijo Martha Castillo, vicepresidenta de la Cámara de Industrias, quien aseveró que los datos son consistentes con el hecho de que no se ha logrado retomar los mismos niveles de producción de antes de la crisis económica.
Por otro lado, parte del sector empresarial cuestiona que la única salida que ha presentado la Presidenta a los problemas económicos está relacionada con la aprobación de un nuevo plan fiscal, cuando existen otras posibilidades.
“Los servicios públicos suben y suben, Costa Rica se está volviendo un país muy caro; por ejemplo, el dólar baja, pero todo sigue igual. Creo que los ticos ven el tema económico con prudencia y considero que hay un conjunto de soluciones que se deben hacer y no solo pensar en impuestos”, concluyó Tomás Pozuelo, de la empresa Jacks.

Esteban Arrieta
[email protected]