Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOG


5 tips mindfulness para trabajar mejor

Laura Centeno [email protected] | Jueves 18 enero, 2018


Empezando el año, la mayoría tenemos una lista de objetivos que deseamos incorporar la vida para mejorar personalmente, ser exitosos en diferentes aspectos de la vida, llevarnos mejor con los demás y al fin de cuentas, ser más felices. Así que les dejo  el mindfulness como una herramienta que nos va a ayudar a alcanzar toda essa lista de metas para este 2018 y aplica para todos los aspectos de la vida.

Mindfulness significa atención plena, concentrar toda la atención y la consciencia en el presente. Se popularizó con Jon Kabat-Zinn y uno de sus principales libros Full Catastrophe Living: Using the Wisdom of Your Body and Mind to Face Stress, Pain, and Illness (súper recomendado) ha ayudado a miles de personas en el mundo a resolver situaciones de ansiedad, depresión y muchas otras enfermedades tanto físicas como mentales que empiezan por estar largos períodos de tiempo bajo altos niveles de estrés.

¿Qué hacer?

Implemente la meditación: Trate de empezar con unos 5 minutos de introspección para enfocarse simplemente cerrar los ojos, dejar la mente libre de pensamientos y concentrarse en la respiración consciente y en una posición cómoda ya sea acostado o sentado ir lentamente tratando de relajar todos los músculos del cuerpo, desde los dedos de los pies hasta la coronilla de la cabeza. En Youtube se encuentran audios descriptivos y la guía para hacer el Body Scan y relajar al 100% el cuerpo. Puede durar desde 10 minutos hasta aproximadamente una hora.

Agradezca todos los días: Al levantarse y/o acostarse, ya sea rezando o meditando, haga un recuento de todas las cosas, personas, acontecimientos que son motivos y razones importantes para estar agradecido. El agradecimiento es uno de los sentimientos más poderosos para alcanzar plenitud y consciencia de la fortuna por las personas amadas, la salud corporal, la prosperidad, los bienes tangibles e intangibles, en fin, de todas las experiencias de la vida y que las situaciones negativas son más aprendizaje y sabiduría para ser mejor personas.

Haga algo por los demás sin esperar nada a cambio: Ayudar a otras personas  o causas siempre es motivo de encontrar un propósito más allá que sobrevivir el día a día. Los actos de ayuda al prójimo o a alguna acción humanitaria, a la comunidad, al medio ambiente, a la preservación del país ayudan a trascender a un nivel de sabiduría, mentoría, guía o apoyo económico, académico o emocional a otros que necesitan un empujón en momentos de necesidad o causas con las que usted siente un deber de apoyar y esto le retribuye mucha satisfacción y alegría.

Dígale adiós al negativismo: Manténgase lejos de las personas tóxicas, pesimistas, de los comentarios mal intencionados, de las situaciones que le generen estrés crónico, de los pensamientos limitantes, del temor a lo desconocido, a los cambios del futuro, de culpas por situaciones pasadas  y de todo que usted sabe que no le está aportando ningún valor, sino que le está desgastando física o emocionalmente. Libérese de todo lo malo y empiece a enfocar su mente en emociones positivas. Si existen situaciones por resolver o momentos de dificultad, cierre sus ojos e imagine que ya alcanzó superar ese obstáculo, que se siente feliz y agradecido por ese logro y día a día visualice su futuro tal y como desea que suceda. La mente es muy poderosa y cuando se enfoca en el "yo no puedo", adivine qué sucede: no va a poder.

Cuide su mente, cuerpo y espíritu: Es imposible ayudar a otros cuando uno se encuentra mal ya sea por estar enfermo físicamente, por no nutrir la mente de mayor conocimiento o por enfocarse en lo material sin trascender a un plano espiritual. Póngase una rutina en donde exista espacio diario para mantenerse actualizado profesionalmente, para practicar algún pasatiempo, para comer saludable, hacerse chequeos médicos periódicos, realizar algún deporte o ejercicio físico, meditar, compartir con la familia y amigos y agradecer por todo para que encuentre un equilibrio entre estos tres pilares fundamentales. Solo así se puede alcanzar plenitud, paz interior y felicidad.

Que este año esté lleno de grandes propósitos, escríbalos, haga un diario y deje evidencia de que día a día está alcanzando lo que tanto anhela su corazón, con optimismo, enfoque, disciplina y constancia.

Organice su tiempo y verá que sí se puede alcanzar lo que desee, ponga plazos razonables, prioridades a lo más importante y manos a la obra que hoy arrancamos con todo.

Feliz 2018, un abrazo, Laura Centeno.