3, 2, 1 se viene TLC con Corea, a prepararse
“El mercado coreano es muy abierto a los productos extranjeros y la ola coreana tiene impacto en China, Indonesia, Vietnam y Malasia. Puede influir en los otros mercados”, dijo Chun Young Wook, embajador de la República de Corea en Costa Rica. Lo acompaña el canciller costarricense Manuel González. Embajada Corea/La República
Enviar

Hoy concluirán las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y Corea, tras siete rondas de negociación, que entraría en vigencia a mediados del año próximo.

Sin embargo, la cuestión no es el hoy, sino el mañana; cómo aprovechar al máximo el acuerdo comercial y cuál será el impacto en la economía costarricense.

Vehículos, electrónicos y otros productos coreanos ingresarán con mejores precios beneficiando al consumidor.
Por otro lado, las exportaciones costarricenses también se verán beneficiadas con el ingreso a un mercado de 50 millones de personas. Piña y café serán las estrellas del mercado.

Pero, ¿es esto suficiente? ¿Hay que quedarse solo con eso?



El comercio entre Costa Rica y Corea ha ido en aumento desde sus inicios, solo en 2015 alcanzó los $442 millones, de los cuales el 12% representa ventas a Corea mientras que el resto corresponde a compras.

Los productos del régimen definitivo (fuera de zonas francas) que Costa Rica ha logrado introducir con mayor éxito son café, piña y banano.
Sin embargo, esto no es suficiente si lo que se quiere es sacar el máximo jugo de un tratado que da prioridad a los productos centroamericanos.

Está claro que el camino de solo vender productos agrícolas a cambio de recibir bienes industriales no lleva a buen puerto.
Por otro lado, abastecer a un mercado de 50 millones de consumidores no es tarea fácil en términos de escala.

“El TLC no fija cuáles son los productos potenciales y cuáles no. Hay que aprovecharlo. Aunque en este momento Costa Rica no tiene ventajas comparativas en algunos productos, hay que buscar, hay que generar, esa mentalidad es muy importante” dijo Chun Young Wook, embajador de Corea en Costa Rica.

Quedarse solo con la exportación de un puñado de productos es un error.

El sector privado debe trabajar en la diferenciación de sus productos, así como invertir para aumentar su productividad y conocer a fondo el mercado coreano antes de ingresar en este.

Mientras tanto, el sector público debe aumentar su eficiencia y apostar en el mejoramiento de la infraestructura.

“Muchos coreanos quieren exportar o importar productos, pero los tiempos son largos y los costos se elevan en los tiempos de pasar aduanas, almacenamiento y bodegas. Eso impide la agilidad del comercio entre los países”, agregó el diplomático.

Otra cuestión clave es apostar por los sectores de tecnología como el software nacional, ya que las negociaciones del tratado garantizan que los desarrolladores nacionales no sean discriminados ni pierdan competitividad por el cobro de aranceles.

 


ESTRATEGIAS PARA ACCEDER
AL MERCADO COREANO


Estudiar el mercado

Para todo empresario es importante conocer a fondo el mercado coreano, las costumbres y la idiosincrasia. El consumidor coreano es exigente pero paga por lo que vale.
Corea tiene un PIB per cápita de $27 mil, más del doble que el de Costa Rica, lo que garantiza poder de compra.

Buena imagen

La publicidad y la buena imagen son fundamentales para acceder al mercado.
La reciente visita del presidente Solís tuvo un buen impacto.
“En una semana yo conté 419 menciones sobre la visita del presidente Solís en medios coreanos. Todos los ciudadanos lo leyeron. Eso mejora mucho la imagen de Costa Rica, una semana de mucha promoción de Costa Rica que sirve para generar confianza en los empresarios y consumidores”, aseguró el representante del Gobierno coreano.
Además, la publicidad en medios coreanos es imprescindible para seducir al consumidor de esa nación.

Puntualidad y preparación

Para los empresarios coreanos es muy importante la puntualidad, una cualidad no tan arraigada en Latinoamérica.
Por otro lado, es importante la preparación y la aceitada comunicación entre los actores gubernamentales y empresariales.
En setiembre pasado Procomer abrió su oficina comercial en Seúl, la cual será clave para ingresar al mercado coreano.


OTRAS VENTAJAS


El mercado coreano es una puerta de entrada a Asia del Este, por lo que un ingreso exitoso de los productos costarricenses en Corea puede replicarse en otros mercados.
“El mercado coreano es muy abierto a los productos extranjeros y la ola coreana tiene impacto en China, Indonesia, Vietnam y Malasia. Puede influir en los otros mercados”, dijo Chun Young Wook.
Además, el tratado es también una oportunidad para atraer nuevas inversiones que generen empleo y nuevos emprendimientos.
Pero hay que hacerlo de manera inteligente, al fin y al cabo, si se trata solo de atraer con la excusa del mercado, Costa Rica nada puede hacer contra gigantes como Brasil o México.
Sin embargo, el país puede transformarse en el epicentro para Centroamérica.
“Costa Rica no puede competir en atracción de inversiones por el tamaño del mercado. Por ejemplo, la inversión china ha ido a México, a Brasil. Hay que pensar cómo atraer la inversión, hacer atractivo al país”, concluyó el embajador coreano.


COMERCIO


El comercio entre Costa Rica y Corea ha ido en aumento desde sus inicios, solo en 2015 alcanzó los $442 millones, de los cuales el 12% representa ventas a Corea mientras que el resto corresponde a compras (cifras en millones de dólares).

201611151836430.530-rec.jpg

Fuente: Procomer


COREA EN NÚMEROS


50,6 millones

de consumidores

$1,4 billones

es el PIB

$27 mil

es el PIB per cápita

Fuente: FMI

 


Ver comentarios