280 funcionarios del BCR renuncian para bajar gastos
Enviar

Un total de 280 trabajadores del Banco de Costa Rica (BCR) renunciaron para acoger el plan de movilidad laboral voluntaria, que le permitirá a la entidad un ahorro anual de ¢11.200 millones.
Este proceso de reorganización promueve una estructura organizacional más eficiente en relación con el mercado y el volumen de negocios de la entidad.
Paralelo a esta estrategia, se prevén mayores reducciones de gasto, mejoras en el modelo de negocios y en los procesos operativos.
El BCR inició hace algunos meses un proceso de reorganización interna, que estableció un Transitorio en la Convención Colectiva, mediante el cual los empleados pudieran acogerse a un programa voluntario definido por un plazo de dos meses, el cual venció ayer. 
“Para hacer frente a las obligaciones de auxilio de cesantía, el Banco cuenta con una provisión suficiente para estos efectos”, se lee en el comunicado enviado por el BCR.


Ver comentarios