Enviar
• Sector de servicios creció al 15% mientras el agro cierra con números rojos
2011 año de lento crecimiento
• INVERSIONISTA hace un repaso de la economía nacional en 2011

A pesar de un inicio bastante optimista, con un Banco Central proyectando un crecimiento del 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB), 2011 cierra con un saldo positivo pero no tanto, ya que a duras penas llegará al 4%.
Indicadores como inflación, tasas de interés y tipo de cambio se mantuvieron relativamente controlados y estables los últimos 12 meses.
El mayor temor es que el año cierra con altos niveles de incertidumbre tanto en el ámbito nacional con temas no resueltos como el plan fiscal, como en el internacional a la espera de los efectos de la lucha de Europa y Estados Unidos para no caer nuevamente en una crisis.

Producción crece lento, empleo se estanca

El crecimiento de la economía ha sido muy dispar por lo que el empleo también. Actividades intensivas en mano de obra como turismo y comercio han tenido un muy lento crecimiento del 2%, lo que no contribuye a disminuir el desempleo. Y en el caso de la agricultura es más grave, ya que hay retroceso y el sector que crece más (servicios) no contrata los mismos empleados que los sectores que están despidiendo personas. La recuperación del sector construcción es la que aportó a la generación de puestos de trabajo en esos segmentos de la población con baja escolaridad.
El Indice de Actividad Económica (IMAE), medida usada para calcular el PIB, cerró en octubre con un 4,9%, pero difícilmente cierre en un número mayor al 4%. “El problema de que Costa Rica se ha mantenido creciendo cerca del 4%, es una cifra cercana al crecimiento poblacional”, dijo Jimmy Hernández, gerente general de Banco Cathay.
Además, se esperaba que la inversión extranjera directa llegara a $ 2.200 millones, un 50% más que el año anterior. “Aunque no están todos los datos tengo la impresión que el 4,5% no se podrá alcanzar por la situación internacional. Por otro lado la inversión de las empresas de telecomunicaciones se ha sobrestimado”, dijo Julio Espinosa, economista de la Universidad Nacional.


Estabilidad en inflación y tipo de cambio

El bajo crecimiento mundial fue positivo para controlar la inflación “importada” (la que se da por el aumento de precios de bienes como petróleo y granos básicos). “La meta de inflación del Banco Central se cumplirá sin dificultad. El control de la liquidez y la estabilidad cambiaria son dos de los principales factores contribuyentes”, explica Alberto Franco, consultor de Ecoanálisis.
Asimismo, el exceso de dólares que hay en todo el mundo y los que ingresan al país como Inversión Extranjera Directa mantuvieron el tipo de cambio muy cerca de los ¢500 todo el año, sin grandes volatilidades.
“Esto ha sido duro para el sector exportador, llevamos mucho tiempo con un precio del dólar subvaluado e instrumentos como coberturas cambiarias sumamente caros”, dijo Mónica Araya, presidenta de la Cámara de Exportadores, quien espera que en 2012 el tipo de cambio se mantenga más alto y devuelva a los exportadores el poder adquisitivo perdido.

Crédito sube, tasas de interés aún no

En términos generales, 2011 fue positivo para los clientes de industria bancaria comparado con los dos años anteriores. A octubre de 2010 el crecimiento interanual del crédito al sector privado fue solo del 1,25%, mientras que para octubre de este año el incremento del crédito fue del 13,88%.
Las bajas y estables tasas de crédito impulsaron los préstamos de vivienda y de consumo. La deuda pendiente está con el sector productivo que sigue teniendo miedo a endeudarse y quejándose de la tramitomanía.
“La competencia ha presionado las tasas de interés activas hacia la baja. No obstante, esto no afectó los indicadores de rentabilidad de los bancos dado que paralelamente se mejoraron los índices de eficiencia y el control de la morosidad”, explica Maurilio Aguilar, director de Gestión Corporativa del Banco Popular.
Las tasas de interés que se pagan por las inversiones han mostrado una relativa estabilidad, especialmente, las de colones por la estabilidad de la inflación y el crecimiento del crédito en dólares.
Pero en el segundo semestre se empezaron a dar señales de “estrujamiento al sector privado, por lo cual los rendimientos de corto plazo han tenido que aumentar varios puntos porcentuales”, explica Adriana Rodríguez, analista de Aldesa Valores.

Situación fiscal: sin reforma

A pesar de las mejoras recaudatorias realizadas por Tributación y Aduanas, junto con la Policía Fiscal que rompió récord en recaudación y decomisos en agosto; para finales de este año el déficit fiscal será del 5,1%, uno de los más altos de Latinoamérica si tomamos en cuenta la porción del presupuesto destinado a pagar deuda. Aunque no tuvo efectos en las tasas de interés pagadas por el gobierno, de mantenerse esta situación el próximo año los inversores podrían pedir un mayor premio a los bonos estatales.

Mercado inmobiliario

El mercado de oficinas estuvo en una fase de expansión donde creció la oferta y se mantuvo la demanda. Se despertó el Este, con proyectos en la zona de Curridabat tanto de oficinas como comerciales. La necesidad de algunas compañías de unificar en un solo lugar todo su recurso humano o las empresas que los apoyan también hicieron crecer las zonas industriales en El Coyol y Heredia. Esta última no pudo crecer demasiado por falta de espacio y problemas como congestionamiento vial.
“Aun así sigue imperando la demanda de espacios para ubicar clusters para abastecer grandes empresas, los cuales ocupan tanto firmas nacionales como internacionales”, explicó Danny Quirós, asesor de Colliers International.
Para 2012 el mercado crecerá aún más con la bienvenida de centros comerciales de gran formato, como Plaza Lincoln, pero también la proliferación de tiendas de conveniencia cerca de importantes focos residenciales y laborales.
El mercado residencial mostró una baja de los precios en muchas propiedades y los ticos empezaron a invertir en segundas viviendas. Según la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces entre el 40% o un 50% de lo que se ha vendido en la zona de Guanacaste (alguno por remates) ha sido adquirido por costarricenses, explica Aleyda Bonilla, presidenta de la Cámara.
Para el próximo año el proceso de colocación de las casas que se perdió en 2009 por la crisis podría mantener los precios bajos.

En resumen, 2011 no fue un año de grandes avances para la economía nacional, pero en medio de la incertidumbre mundial se considera una mejora seguir creciendo con cierta estabilidad.
Para 2012 los retos de Costa Rica son aún mayores, debido a las condiciones en que se inicia el año en todos los indicadores.
Los pronósticos de los expertos se los daremos a partir del 9 de enero en la próxima edición de INVERSIONISTA.




Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios