Enviar
2009 será un año duro para Nicaragua

La Unión Europea suspendió $31,7 millones de ayuda por identificar incumplimientos de transparencia y respeto a los derechos humanos

Leopoldo Brenes, El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, dijo que “es duro lo que se viene” para el país en 2009, pero confió en que los nicaragüenses saldrán adelante.
“Es duro lo que se viene” para Nicaragua, porque es un “país pobre” que depende, su economía, de la ayuda externa, dijo el arzobispo de la capital nicaragüense, en entrevista que publicó el diario La Prensa, de Managua.
“La crisis financiera internacional repercutirá tanto en Nicaragua como en otros países, “pero este país sabe salir adelante”, pese al recorte de las ayudas”, dijo.
El Gobierno de Estados Unidos congeló la entrega de $64 millones de la Cuenta Reto del Milenio (CRM) por la falta de transparencia en las elecciones municipales del 9 de noviembre pasado.
Washington amenazó con suspender todos los programas de cooperación si, a marzo próximo, “no hay un acuerdo que acepten todos los nicaragüenses” sobre los resultados de esos comicios, considerado válido por el Gobierno de Daniel Ortega y fraudulento por la oposición.
La Unión Europea, por su parte, suspendió $31,7 millones de ayuda a Nicaragua por identificar incumplimientos en el país de gobernabilidad, transparencia y respeto a los derechos humanos.
Según las autoridades, la economía nicaragüense tendrá un crecimiento “mínimo” en 2009 producto de la crisis financiera internacional.
“La economía podría no crecer en 2009 producto de la crisis financiera”, expresó Francisco Aguirre, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Legislativa y diputado opositor.
También por los posibles recortes de ayuda a este país debido a la crisis institucional que atraviesa Nicaragua, luego de las cuestionadas elecciones municipales, ganadas ampliamente por los sandinistas y que la oposición desconoce con el argumento que se cometió fraude.
El Consejo Supremo Electoral (CSE) “quedó mal parado” sobre esos comicios, cuestionados también por la Conferencia Episcopal de Nicaragua, señaló el jerarca católico, quien aconsejó a Daniel Ortega y a la primera dama, Rosario Murillo, a ser “prudentes”.
“Yo les diría que tienen una gran responsabilidad. Son como el chófer que lleva el autobús adelante. Siempre es bueno tener la prudencia, dejarse conducir por el Espíritu Santo y ser personas de escucha”, abogó.
“La mamá de Juan y Santiago fue muy lista, se les fue arriba a los otros diez discípulos. Todos querían el primer lugar, y Jesús les dio una gran lección: el que quiera ser el primero que sea el último”, finalizó.

Managua
EFE

Ver comentarios