Enviar
$100 el barril podría ser solo el “piso”

Los acontecimientos geopolíticos y la coyuntura económica sientan las bases para que este precio sea solo el inicio de un camino al alza

Agustina Cobas
[email protected]

La semana pasada los mercados financieros inauguraron la primera sesión bursátil de 2008 experimentando uno de los momentos más temidos durante todo el año pasado: la llegada del precio del barril de petróleo a los $100.
Y es que este precio no solamente es el más alto que jamás ha alcanzado el oro negro, sino que por años se constituyó en una especie de barrera psicológica, a la cual los analistas e inversionistas esperaban no llegar, o al menos llegar en condiciones más favorables.
Pero más allá de los efectos psicológicos que este evento tiene en la mente de los inversionistas, los mercados financieros en el mundo y también en Costa Rica sienten las secuelas de esta escalada que el precio del crudo ha presentado.
Uno de los primeros efectos que se generan en el mercado de valores es la caída de los precios de las acciones de las empresas que allí cotizan.
“El aumento en el precio del petróleo tiene un efecto directo sobre los costos de producción de las empresas, lo cual presiona sus márgenes de ganancias y por lo tanto el valor de las acciones en el mercado”, explicó Eric Vargas, coordinador de estrategia de Aldesa Valores.
Reflejo de esto es la caída del 1,6% y el 1,4% que presentaron los dos índices más importantes de la bolsa de Nueva York, el Dow Jones y el S&P 500, respectivamente, el miércoles pasado, cuando el precio alcanzó los $100 por vez primera.
Si bien el alza en el precio del crudo resulta ser una mala noticia para la mayor parte del mercado, no todos salen perdiendo con la escalada del oro negro.
Aquellos inversionistas poco conservadores que hayan decidido colocar una parte de sus recursos en ETF u otros activos vinculados a la evolución del precio del petróleo.
Por ejemplo, el fondo de inversión United States Oil Fund, que cotiza en el mercado estadounidense, presentó un incremento del 65% entre enero y diciembre de 2007.
No obstante, el elevado nivel de riesgo implícito en este tipo de inversiones hace que no sea una opción para cualquier inversionista, por lo que los analistas recomiendan tener presente primero cuánto se está dispuesto a perder, entre otros elementos, antes de incursionar en un instrumento tan riesgoso como este.
Por otra parte, en Costa Rica el impacto del alto precio del petróleo no se ve solamente en los precios de la gasolina o en la inflación, sino también sobre otras variables de la economía, como el tipo de cambio.
“En el mercado cambiario, el aumento en la factura petrolera podría absorber parte del exceso de divisas que ha mantenido al tipo de cambio adherido a la banda inferior”, comentó Vargas.
En este contexto, los analistas recomiendan a los inversionistas continuar diversificando sus portafolios en forma inteligente.
“En el mercado local el inversionista debería buscar asesoría en aquellas instituciones que puedan brindarle una mayor diversificación de sus inversiones, sobre todo acercarse a aquellas donde el portafolio esté compuesto por operaciones en el mercado internacional repartido en diversas posiciones tanto de instrumentos como de moneda”, señaló Juan Manuel Tirado, consultor financiero.
Respecto al futuro comportamiento del petróleo, los analistas coinciden en señalar que todo parece indicar que el camino alcista podría continuar.
“Al no existir cambios profundos en el panorama geopolítico, sobre todo en las zonas productoras/exportadoras de crudo, y no vislumbrarse un cambio en el corto plazo, no hay por qué pensar que el precio retrocederá de manera considerable”, comentó Tirado.
Para Vargas, el escenario es similar. “El análisis técnico sugiere que si se llega a superar esta barrera de forma sostenida, podría convertirse más adelante en un nuevo piso o soporte para el mercado”.

Ver comentarios