Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


¿Qué significa la sentencia del Reino Unido sobre el Brexit?

Bloomberg | Miércoles 25 enero, 2017

La sentencia haría más complicado para May y para su equipo seguir adelante con el Brexit duro. Bloomberg/La República


El Tribunal Supremo británico ha sentenciado que la primera ministra, Theresa May, necesita una aprobación parlamentaria para invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa que dé comienzo a las negociaciones de salida del Reino Unido de la Unión Europea. ¿Cómo va a ser exactamente el proceso parlamentario, y qué significa para el Brexit?

¿Qué pide el Tribunal Supremo? Los jueces han decidido por 8-3 que hace falta una aprobación parlamentaria. Esto significa que May debe presentar un proyecto de ley, que puede ser enmendado, y que tiene que pasar por las dos cámaras del Parlamento, incluida la Cámara de los Lores, que no es elegida mediante sufragio.

¿Cuánto tiempo va a llevar el proceso? En teoría, un proyecto de ley podría completar todo el proceso parlamentario en un solo día. Pero eso solo ha ocurrido en situaciones de emergencia, y cuando ha existido acuerdo entre todos los partidos. Lo normal es que lleve semanas, o meses.

¿Bloqueará el Parlamento el artículo 50? Casi con seguridad, no. El resultado del referéndum hace difícil para los diputados votar en contra del abandono de la UE. La mayoría del Partido Conservador de May apoya ahora la salida, y el Partido Laborista, en la oposición, ha declarado que no bloqueará el artículo 50, si bien algunos diputados individuales podrían rebelarse. La Cámara de los Lores, que no es escogida mediante sufragio, sería igualmente reacia a desafiar la voluntad del pueblo expresada en el referéndum.

¿Qué harán quienes se oponen al Brexit, entonces? Pueden poner obstáculos en el camino del gobierno, añadiendo enmiendas a la legislación.

¿Quién puede proponer una enmienda? Cualquier miembro del Parlamento, pero el presidente John Bercow decide cuáles se debaten. El Partido Laborista, que cuenta con 229 diputados en la Cámara de los Comunes de 650 escaños, ya ha manifestado que propondrá una enmienda de cualquier proyecto de ley del Artículo 50. El Partido Nacionalista Escocés, con 54 miembros del Parlamento, ha prometido proponer 50 enmiendas “serias y significativas”.

¿Qué podrían pedir los disidentes? Lo más probable es que se decanten por opciones que aten las manos al gobierno y que subrayen los problemas que se derivarán de las conversaciones del Brexit. Los requisitos de puestas al día parlamentarias acerca del progreso de las negociaciones podrían traducirse en que los ministros deban enfrentarse a repetidas interpelaciones acerca de su estrategia, y al posible repetido bochorno si las cosas no marchan bien.

Los laboristas perseguirán un “acceso completo, sin aranceles, al mercado único”, y se asegurarán de que el gobierno asuma sus responsabilidades ante el Parlamento durante todo el proceso. Los demócratas liberales, que cuentan con nueve diputados de 350, votarán en contra de la invocación del Brexit si no hay un compromiso de que el acuerdo final vaya de nuevo a referéndum.

¿Así que qué significa esto para el Brexit? Como le gusta decir a Theresa May, “Brexit significa Brexit”. La sentencia no cambia esto, pero sí hace más complicado para May y para su equipo seguir adelante con su proyecto del denominado Brexit duro. También podría ralentizar el proceso y dar más poder de decisión a otros partidos.