“Desde que tomé el cargo, mi lucha ha sido recuperar el INVU”
“La clave de una buena gestión de liderazgo es escuchar al equipo de trabajo y nunca tomar decisiones sin respaldo o por capricho”, dijo Sonia Montero, presidenta ejecutiva del INVU. Gerson Vargas/La República
Enviar

Desde que asumió su cargo como presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), en mayo de 2014, Sonia Montero se ha destacado por desentrabar tareas pendientes de la institución, iniciar nuevos proyectos y buscar la paridad de género en los puestos laborales.

Montero es la tercera mujer elegida presidenta en la historia del INVU, después de Clara Zommer (1982-1984) y Eugenia Vargas (2010-2012).
Se caracteriza por tener un carácter fuerte y seguridad para tomar decisiones. Dentro de los retos que se plantea durante su gestión, que termina a mediados del próximo año, destaca seguir luchando por una integración de los entes que rigen el sector vivienda.
¿Qué representa para usted dirigir una institución como el INVU?
Es un desafío permanente, esta es una institución que ha sido abandonada por administraciones anteriores, por eso para mí dirigir al INVU es un trabajo sin descanso y que conlleva grandes responsabilidades, sobre todo para dar solución al problema de vivienda a las familias con menores ingresos y ordenar el desarrollo de los territorios y ciudades.
¿Cuáles han sido sus principales logros desde que asumió la presidencia del INVU?
La lucha siempre ha sido recuperar el INVU y esa lucha se puede basar en varios puntos: primero creamos un libro de marca para posicionar mejor nuestra imagen, luego cambiamos la figura de institución agente a comisionista, lo cual nos permite ahorrar ₡1.400 millones por año.
Hemos negociado la finalización de deudas con instituciones como el BANHVI y municipalidades, algunas que llevaban más de 15 años pendientes y no nos permitían tramitar bonos de vivienda.
En la parte social se compensaron cerca de 150 casos de familias en pobreza y pobreza extrema, que tenían deuda con nosotros por un monto cercano a ₡467 millones, y los fondos vinieron de FODESAF. También se titularon 500 propiedades a dueños de viviendas.
En cuanto a proyectos de vivienda tenemos algunos muy importantes como el de Duarco Cocorí, que dotará de vivienda a 900 familias en Cartago, manejamos otro en Guararí de Heredia enfocado en el aspecto de espacio recreacional y estamos trabajando en el corredor biológico interurbano Río María Aguilar.
Por último, capacitamos al personal del INVU en temas de trabajo en equipo, atención al público y se han hecho avances en la creación de nuevos reglamentos de urbanismo, planes reguladores y programas de capacitaciones a municipalidades.
Desde que tomó el puesto, usted abogó por una mayor inclusión femenina en la institución, ¿qué ha logrado en este aspecto?
Partiendo de la Junta Directiva, se avanzó en equilibrar el número de hombres y mujeres en la institución. Actualmente el 53% del personal es femenino, cuando reclutamos personal nuestra prioridad son las mujeres en igualdad de condición, sin preferencias ni discriminaciones. También fomentamos políticas de respeto y tolerancia hacia ambos géneros.
A usted no le ha temblado para tomar decisiones importantes ni para denunciar anomalías en la institución, ¿qué le motiva a mostrar ese carácter?
En primer lugar me motiva el espíritu de servicio, tengo muy clara mi obligación de servir en un puesto como este. Eso es indispensable para tener éxito en las labores, me lo tomo muy en serio lo que hago para no traicionar los ideales de aquellos que fundaron el INVU y lo menos que puedo hacer es contagiar a quienes trabajan conmigo.
¿Qué consejos les daría usted a las mujeres que quieren llegar a dirigir una empresa o institución pública?
Nunca debemos decir no se puede, a veces cuando se dirigen empresas o instituciones siempre hay situaciones difíciles, pero lo importante es confiar en las capacidades del equipo de trabajo y tener seguridad para tomar decisiones. Además recomiendo que nunca olviden que somos servidoras y en un puesto de jerarquía con más razón porque debemos ser ejemplo.
¿Cuáles barreras ha tenido que pasar en este tiempo de gestión?
Principalmente el sector de vivienda como tal, hay leyes incompatibles que obligan a la duplicidad de acciones. Históricamente el BANHVI no ha estado tan cercano a nosotros y con el ministerio estamos tratando que las relaciones sean más cercanas para maximizar los recursos.
¿Ha enfrentado tratos sexistas dentro de su labor pública?
Soy de una generación pionera en la lucha de los derechos femeninos, pero debo decir que todas las mujeres estamos en un ambiente sexista y misógino y a veces me he sentido invisibilizada, pero depende de la actitud, valentía y respaldo que las mujeres tengamos para salir adelante, no solo personalmente sino para el ambiente donde nos desarrollamos.

¿QUIÉN ES?

Tiene 25 años de experiencia en el tema de vivienda y urbanismo. Asumió el cargo de presidenta ejecutiva del INVU en mayo de 2014.

Nombre Sonia Montero Díaz

Profesión Arquitecta

Puesto Presidenta ejecutiva

Grado académico Maestría en Gestión de Proyectos

Experiencia
Alcaldesa de Montes de Oca (2003-2007), consultora del IFAM, gerencia de proyectos de vivienda, docente universitaria.

 

Ver comentarios