¡Alajuelense colapsó!
Liga Deportivas Alajuelense cerró una temporada fatídica, con derrota ante Santos y sin victoria frente a los llamados grandes. Archivo/La República
Enviar

Consciente de que miles de seguidores del Alajuelense exigen una fumigación a lo interno del club, quien fuera jerarca del equipo en dos periodos, el abogado Roberto Chacón Murillo opina que fumigar es una medida muy drástica que no le conviene a la institución.

“En la Liga no podemos empezar de cero; la afición ni siquiera aceptaría una tregua y que le digan que se espere un par de torneos mientras se forma un equipo ganador con tanto buen futbolista joven en sus filas.
Alajuelense es un club centenario, hidalgo que se gestó en las catacumbas de la Plaza Iglesias y que nació para ser campeón, siempre campeón, de manera que en época de crisis como la actual, solo cabe una reingeniería en lo económico, lo deportivo y lo técnico”, dijo el exdirigente erizo.
“Lamentablemente el anterior presidente, Raúl Pinto, no quiso escuchar consejos y rechazó la colaboración de cuatro exjerarcas del club que pidieron una reunión privada para conocer interioridades del equipo en lo económico y futbolístico.
Me parece que don Raúl es buena persona pero no domina la materia deportiva y el fútbol no lo dirigen buenas personas, sino dirigentes con colmillo y conocimientos”, expresó.
Chacón Murillo considera que Guilherme Farinha debe ser cesado y aunque no rechaza el posible nombramiento de Javier Delgado, es claro en afirmar que en el parque de Alajuela se considera que “El Sheriff” como técnico, es un excelente analista deportivo de la televisión.
“En todo caso no me opongo a la escogencia de Javier pero debe ser asistido por Mauricio Montero o Wilmer López. No estoy de acuerdo con un grupo tan numeroso de asistentes técnicos como los tuvo Farinha”, agregó don Roberto.
El exjerarca manudo que revolucionó la infraestructura del estadio Alejandro Morera Soto y lo convirtió en su momento en el de mayor capacidad del país, y quien mediante un convenio con René Picado, propietario de Canal 7 ya fallecido, gestó las primeras transmisiones de los partidos por la pequeña pantalla, sugiere que la nueva dirigencia del Alajuelense que preside Fernando Ocampo, debe buscar un acercamiento con el técnico Jorge Luis Pinto, entrenador que siente mucha simpatía por un club al que hizo campeón, para que los asesore en la parte técnica del equipo.
“Incluso podría recomendarles un buen entrenador”, indicó.
Recordó don Roberto la cercana amistad que tienen Pinto y el expresidente del club, Rafael Solís.
Ahora que en el fútbol costarricense hay situaciones que están ubicadas al revés, como ver a Hernán Medford, saprissista, dirigiendo a Herediano, y a Carlos Watson, herediano, entrenando al Saprissa, se le preguntó a Chacón Murillo cómo vería en el futuro un eventual fichaje de Alexandre Guimaraes, Ronald González o Jeaustin Campos como técnico de la Liga, y dijo que no es tan relevante el nombre del entrenador, sino que quien llegue forme un equipo competitivo.
“Lástima que se suspendió el campeonato de promesas; es muy necesario porque los jóvenes pierden el pánico escénico cuando los ascienden. La Liga tiene una gran cantera, vimos jugar esporádicamente a figuras como Ramírez, Marín, Mesén, los dos Sequeira, Cerdas, a quienes les ha costado consolidarse precisamente por no tener los minutos que se acumulaban en el torneo de promesas”, finalizó el exdirigente del Alajuelense quien, como presidente del club hizo en tres ocasiones campeón al equipo y dos veces subcampeón.

Ver comentarios