Zumbado desata lucha entre partidos
Enviar
Bloque oficialista y PUSC se unen para defender su continuación en Vivienda, mientras que PAC y libertarios se alían por su destitución
Permanencia de Zumbado enciende el Congreso

• Ministro de Vivienda defiende la presunta desviación de los fondos donados para obras sociales en zonas urbano-marginales
• Legisladores aprueban mociones para que funcionario y Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, comparezcan

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Las banderas verdiblanca y rojiazul se unieron ayer para defender la permanencia de Fernando Zumbado como ministro de Vivienda; sin embargo la rojiamarilla y la rojiblanca se aliaron para apelar a su destitución.
El presunto desvío de $1,5 millones al pago de asesorías y consultorías a personas físicas y jurídicas en vez de ser destinados a mejorar la calidad de vida de 600 familias que viven en situación de extrema pobreza en Rincón Grande de Pavas, puso a Fernando Zumbado en el centro de un incendio que se desató ayer en el Congreso.

Legisladores de oposición apelan a que Zumbado renuncie a su puesto o sea separado por el presidente Oscar Arias, mientras se investiga si el uso de estos fondos públicos donados por Taiwán en octubre de 2006 —ocho meses antes de dejar de ser un aliado de Costa Rica— se usaron de manera legal.
Los recursos donados por los taiwaneses los administra el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Este organismo es el que contrata los profesionales encargados de asesorar al Ministerio de Vivienda.
Esta modalidad es cuestionada también por los diputados.
“El Ministro debe explicaciones al país y en aras de la transparencia y para realizar una investigación lo más objetivamente posible él debe abandonar su cargo; de no hacerlo, el presidente Arias debería separarlo”, dijo Mario Quirós, diputado del Movimiento Libertario.
Además de desviar dichos dineros, Zumbado permitió que el pago de las asesorías se hiciera al Centro Internacional para el Desarrollo Humano (CIDH), entidad de la que Zumbado formó parte y a la que representó antes de entrar al Gobierno.
De los $1,5 millones, $300 mil fue el monto aparentemente girado a esta instancia por concepto de asesorías.
En esta entidad figuró como vicepresidenta Adriana Prado Castro, conocida como “Mimí”, quien es asesora en imagen del presidente Oscar Arias.
“Esto puede ser motivo de desconfianza, pero lo único que puedo decir es que se hizo un concurso yo no podría decirles (al CIDH) que no participaran porque no existe ninguna prohibición”, dijo Zumbado al respecto.
El Ministerio de Vivienda también habría hecho pagos a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), por $424 mil.
Las respuestas dadas por Zumbado parecen satisfacer a diputados del Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC).
“Todo esto es absurdo, Acción Ciudadana (PAC) ya puede estar tranquilo, se aprobaron sus mociones para que comparezcan varios ministros por este caso, no se puede separar al Ministro sin antes haber agotado el debido proceso”, dijo Jorge Eduardo Sánchez, diputado del PUSC.
En ese mismo sentido coincidió Oscar Núñez, jefe de fracción del PLN.
“Es muy absurdo todo esto, no se puede partir de estas premisas para apelar a la separación del Ministro sin antes hacer un análisis a profundidad”, dijo el jefe del oficialismo.
Las declaraciones de Sánchez y Núñez provocaron una reacción inmediata en las filas del PAC.
“Zumbado es solo uno de los funcionarios públicos que deberían separarse de su cargo, no es de extrañarse que la Unidad lo defienda, si durante los últimos gobiernos de su partido también se crearon estructuras paralelas para percibir ingresos”, afirmó Alberto Salom, legislado
r del PAC.
Como se constató ayer en una información publicada por LA REPUBLICA, la comisión de Ingreso y Gasto Público estuvo de acuerdo en una moción para que Zumbado y Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, comparezcan ante esta comisión para explicar el destino de estos fondos.
En conferencia de prensa, Zumbado mostró su anuencia a asistir y rendir sus explicaciones ante los legisladores.
De igual manera se avaló una moción para que también comparezca Alfredo Ortuño, director para Costa Rica de
l BCIE.
Estas tres comparecencias tendrían que aguardar varias semanas, inclusive meses, antes de realizarse, pues la comisión trabaja en otros asuntos actualmente. Solamente la habilitación de sesiones extraordinarias permitiría la pronta comparecencia de los dos ministros y de Ortuño.


Ver comentarios