Yuan cae a mínimo en cinco años por medida del banco central
Las oscilaciones del yuan tienden a impactar en las monedas y perspectivas de exportaciones a lo largo de Asia, ya que China es el mayor socio comercial de economías como las de Corea del Sur y Taiwán. Bloomberg/La República
Enviar

 El yuan se hundió a su mínimo en cinco años después de que el banco central de China fijó la tasa de referencia de la divisa en un nivel inesperadamente débil, una señal de que las autoridades están siendo más tolerantes con la depreciación, mientras los costos de tales intervenciones aumentan y el crecimiento económico se desacelera.
El Banco Popular de China recortó su fijación diaria al nivel mínimo desde abril de 2011, más débil que el último cierre del yuan onshore el martes.
La divisa cayó 1,1% en el mercado libre de Hong Kong —el mayor porcentaje desde el día siguiente de la sorprevisa devaluación de agosto— y retrocedió 0,6% en Shanghái cuando ambos tipos de cambio se hundieron a sus niveles más débiles desde al menos marzo de 2011. La brecha entre ambas tasas alcanzó un récord.
Mientras la defensa china del yuan mantuvo la estabilidad de la moneda durante unos cuatro meses después de la devaluación del 11 de agosto, la intervención llevó por primera vez a una caída anual de las reservas de divisas del país.
El apoyo oficial a la moneda ha sido más esporádico desde comienzos de diciembre, mientras que la expansión económica más débil en un cuarto de siglo y la subida de los intereses en Estados Unidos alimentaron la salida de capitales.
Analistas en Macquarie Bank y Mizuho Bank dijeron que la política monetaria del banco central se está volviendo más difícil de prever.
“El mercado se confundirá con lo que Pekín está tratando de señalar con la reciente intervención del mercado y con el ajuste de hoy”, dijo NizamIdris, jefe de estrategia de divisas extranjeras y renta fija en Macquarie Bank en Singapur.
El banco central intervino en el mercado cambiario el martes para impedir una excesiva volatilidad, dijo una persona con conocimiento directo del asunto.
Unos pocos bancos grandes chinos vendieron moneda estadounidense cuando el yuan onshore cayó a unos 6,54 por dólar el miércoles, pero las ofertas no fueron estables o constantes, según operadores que pidieron no ser nombrados.
El yuan offshore cayó a 6,70 por dólar por primera vez desde septiembre de 2010, cerca de dos meses después de que se permitió por primera vez la negociación en Hong Kong, mientras la tasa onshore fue de 6,55 en Shanghái.
El descuento de la tasa de Hong Kong respecto del nivel local se amplió al récord de 2,5%, después que diferenciales de hasta 1,8% desencadenaron una supuesta intervención del banco central chino en el mercado offshore la semana pasada.
El Banco Popular de China, que estremeció a los mercados globales con su devaluación del 11 de agosto, dijo en aquel momento que estaba modernizando su sistema cambiario para dar a las fuerzas del mercado un mejor control.
Aunque dejar que el yuan se deprecie ayudaría a la economía china, la medida corre el riesgo de asustar a los mercados globales, de acuerdo a Resona Bank de Japón.
“Esto no es bueno para el resto del mundo”, dijo KoichiKurose, el jefe de estrategia de mercados en Tokio de Resona Bank.
“Hasta que China no pare de debilitar el yuan, los mercados globales lucharán para estabilizarse. Las autoridades chinas pueden estar intentando apuntalar la economía al aumentar las exportaciones, pero mientras eso ayudará a una parte de la economía china, sacrificará a alguien más”.



 


 

Ver comentarios