Yoga en pequeño
Daniela Mora, instructora del Centro de Estimulación Temprana Senses by LidER, imparte una clase de yoga a Ana Lorena Ugalde y su bebé Andrea.Gerson Vargas/La República
Enviar

NUEVAS IDEAS

Yoga en pequeño

Bebés de tres semanas de edad pueden recibir los beneficios de esta disciplina

El pequeño cuerpo de un bebé de tan solo tres semanas se puede beneficiar de la filosofía que envuelve la práctica del yoga.
Los movimientos rítmicos así como específicas canciones pueden promover en los niños un vínculo familiar, así como estimular áreas de desarrollo como el motor, social emocional, de lenguaje y cognitivo.

201303312236220.m22.jpg
Eso es precisamente lo que las madres que llevan a sus bebés a LidER Club Gimnástico esperan, a través del estas clases que tienen como objetivo maximizar el potencial de su bebé, de manera progresiva, natural y armoniosa.
Durante una sesión, la instructora muestra los ejercicios con un muñeco para que las madres y padres apliquen el movimiento en sus bebés.
“La idea es motivar al niño para continuar con movimientos motores de mayor complejidad”, comentó Viviana Mora, encargada de Mercadeo de LidER Club Gimnástico.
Dentro de los principales beneficios del programa destaca la comunicación entre padres e hijos por medio de la interacción, el contacto físico y la confianza que desarrolla el tacto. Así como crear en los bebés patrones de movimientos relacionados con canciones.
“Estos patrones desarrollan conexiones neuronales importantísimas luego para el proceso de aprendizaje formal, la lectoescritura, y el lenguaje”, comentó Mora.
Durante las sesiones se utilizan canciones en inglés.
Los ejercicios se adaptan según la etapa de desarrollo de cada niño y su edad.

Melissa González
[email protected]


Ver comentarios